El antes y el después, o el después y el antes del hombre más tatuado del mundo

El hombre más tatuado del mundo, Rick Genest, es la estrella de un comercial que busca presentar con un toque de dramatismo, la efectividad de un maquillaje para cubrir imperfecciones de la piel.

Zombie, luce al comienzo del vídeo como un tipo completamente normal, más allá de un par de piercings en la cara. A alguno le podrán parecer incómodos pero seguro que pasan al olvido cuando la cámara empieza a retroceder en el tiempo y revela cómo es en realidad y cuanto trabajo fue necesario para cubrir todos sus tatuajes.

 

Impactante, raro... adjetivos mil los que caben para él. Y el maquillaje... parece de los buenos.