“El anterior míster no me probó en punta y estoy cómodo ahí”

 
ADRIÁN A. GARCÍA

Una grandísima temporada en el Santa Marta, donde terminó como máximo goleador de Tercera División, le sirvió este verano para dar el salto a Segunda División B y fichar por el Guijuelo. Tres meses después, Garban se muestra satisfecho y analiza su situación y el cambio que le ha supuesto subir de categoría.

¿Cómo está viendo su adaptación a la categoría?
Vengo de Tercera División, es un salto importante el que he dado y se nota y sabía que iba a ser difícil hacerme un puesto de titular en la categoría, pero me estoy viendo bien, los compañeros me están ayudando mucho, me dan consejos para coger confianza y estoy aprendiendo mucho.

Empezó jugando y después estuvo mucho tiempo fuera. Desde fuera se veía extraño, ¿cómo lo vivió usted?
Yo trabajo bien, espero las oportunidades y quiero apovecharlas, pero el entrenador es el que decide. Sí es verdad que empecé jugando y luego dejé de hacerlo durante un tiempo, pero son cosas que pasan y estoy ahí para lo que necesiten.

¿Cómo vio que no participara tanto después de los continuos problemas físicos de la gente de arriba?
El anterior míster no me dio confianza en punta, nunca me probó arriba.

¿Le dijo alguna vez que también podía jugar ahí por si no lo sabía?
No. Él sabía que jugaba arriba, pero veía que podía hacerlo mejor y crear más peligro en la banda. Vengo de jugar un año en punta y la verdad es que me encuentro muy cómodo ahí, aunque yo siempre he jugado en la banda.

¿Tuvo algún problema con él?
No, no, mi relación con él era muy buena y me enseñó muchas cosas, me dio muchos consejos.

Y el primer día que juega por dentro, llega su primer gol.

Sí, el domingo tuve la suerte de marcar aunque al final no sirvió para mucho. Tuvimos mala suerte de cara al gol, hubo ocasiones pero el balón no quiso entrar.

El equipo no está destacando precisamente por la cantidad de goles que marca, así que no le viene mal que nuevos jugadores comiencen a hacerlos.

Sí, pero estoy convencido de que los goles acabarán llegando.

¿Cómo está viendo a su Santa Marta?
Siempre les cuesta arrancar. Nunca empezaron bien, el año pasado nos pasó lo mismo y al final nos salvamos, así que estoy convencido de que lo sacarán adelante. El equipo cada vez está mejor y, según me dijeron, el otro día el árbitro estuvo mal y les robó el partido.