"El año 2012 va a ser muy duro" porque la situación en la que hemos cogido el país "no puede ser peor"

Pide no generar "alarmas innecesarias" tras las declaraciones de PNV en las que hablaba de riesgo de quiebra en Euskadi

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha reconocido que 2012 va a ser "un año muy duro" y ha subrayado que la situación en que el Partido Popular ha cogido el país "no puede ser peor". En este sentido, ha acusado al Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de haber sido "el peor gobierno de la democracia" y ha destacado que es necesario "abrir el mercado laboral y hacerlo flexible".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Alonso ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido a que el Estado no deje quebrar ninguna Comunidad Autónoma y ha pedido que no se generen "alarmas innecesarias", en referencia a las declaraciones del presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, en las que señalaba que Euskadi estaba en riesgo de quiebra.

"El Gobierno actual es responsable de arreglar los problemas que ha dejado el anterior. Somos responsables de la herencia, ya que se hereda lo bueno y sobre todo lo malo. La situación en que hemos cogido el país no puede ser peor. La verdad es que la situación es muy difícil y hace falta un factor añadido a las reformas que es el factor tiempo. Este año va a ser un año muy duro, va a ser un año largo y los españoles lo tienen que saber", ha subrayado Alonso.

Por lo que se refiere a la reforma laboral que aprobará este viernes el Consejo de Ministros, Alonso ha destacado que el Gobierno ha venido anunciando y explicando "los objetivos de la misma" y ha señalado que lo fundamental es "frenar la sangría del paro y flexibilizar las normas del mercado laboral para que sea posible contratar en España", en especial en lo que se refiere a los jóvenes.

Tras lamentar que en la actualidad España cuenta con jóvenes "sin posibilidad futuro y nos enfrentamos al riesgo de tener una generación perdida", Alonso ha abogado por "abrir el mercado y hacerlo flexible".

"Es necesario permitir otras posibilidades de contratación y que en las empresas, cuando haya dificultades, existan alternativas al despido. En otros países hay más flexibilidad interna y el ajuste de la crisis en términos de desempleo ha sido menor", ha lamentado, para añadir que "España ha sido el país del despido".

"Estamos en unas tasas de paro desbocadas y con la reforma laboral estamos sentando las bases para tener un mercado de trabajo que haya creación de empleo", ha añadido.

Riesgo de quiebra y PNV

Por lo que se refiere a las recientes declaraciones del presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, en las que alertaba de la situación económica de Euskadi, Alonso ha recordado que el presidente del Gobierno ya ha dicho que "el Estado no va a dejar que quiebre ninguna Comunidad Autónoma y por lo tanto va a ayudar a la que tenga problemas".

"No he visto datos objetivos que nos permitan presumir que Euskadi está en riesgo de quiebra. Pido que no se generen alarmas innecesarias, ya que una cosa es el realismo y otra la especulación de futuros males y tragedias sin respaldo objetivo", ha añadido.