El alza en el precio del ovino no refleja la situaciĂłn real del sector

La escasez de animales propicia un aumento del precio, pero es ficticio

El ovino cotiza al alza, sĂ­, pero debido a la escasez de animales en el mercado y no porque realmente el sector haya alcanzado la recuperaciĂłn, ni siquiera un pequeĂąo sĂ­ntoma de lo que fue porque basta con ver la realidad en la que se ha convertido.

Cierre de explotaciones, descenso de la cabaĂąa ganadera y un precio igual al de hace 30 aĂąos son solo algunas de las premisas por las que atraviesa el sector ovino en la actualidad. Y la opiniĂłn de los ganaderos no es muy halagĂźeĂąa. En estos tĂŠrminos se expresa Celestino MartĂ­n, ganadero de RollĂĄn: "El sector va de mal en peor y el precio de los animales sube ahora porque hay escasez, porque cuando vuelva a haber mĂĄs cabezas caerĂĄ de nuevo; y asĂ­ sucesivamente".

La competencia en el mercado es dura debido a la entrada de lechazos del exterior, especialmente de Francia y del este de Europa, a un precio mĂĄs bajo que el que tiene el producto nacional, por lo que si un ganadero quiere competir, el valor del producto en origen, de mucha mejor calidad, se ve abocado al descenso.

No obstante, una de las esperanzas de los ganaderos fue el mes de mayo con el inicio de las comuniones y un aumento de las bodas, donde el consumo se aumenta, pero en esta ocasiĂłn tampoco ha sido asĂ­ y el mercado estĂĄ mĂĄs parado que en pasadas campaĂąas. Y si a esto le sumamos los ataques del lobo en algunas de las explotaciones de la provincia de Salamanca, unido a los problemas de hace dos aĂąos con la muerte de animales como consecuencia de la vacuna contra la 'lengua azul', el panorama es mĂĄs que desolador. Y asĂ­ lo ven los propios profesionales.