El alfoz considera que la subida del transporte provocará un descenso de viajeros y aún más déficit

La Junta ha impuesto esta medida pese a la negativa de los representantes salmantinos en la ponencia celebrada con la Junta

Recortes, crisis, déficit, deuda… son solo algunas de las palabras más escuchadas en los últimos años y la provincia de Salamanca no es ajena a ellas. El último caso se refiere a la subida del coste en el transporte metropolitano que la Junta ha impuesto a partir del 1 de septiembre, un 5,9% más, que se deduce del 3,9% establecido más el 2% de IVA, complicando la situación de los usuarios y las empresas concesionarias.

Por ello, los alcaldes del alfoz, afectados por esta medida, se posicionan en contra de la misma, y así lo dejaron claro en la ponencia informativa donde la Junta anunció que impondría esta nueva subida, en boca del concejal de Transportes del Ayuntamiento de Carbajosa, Ángel Manso y la alcaldesa de Cabrerizos, Lourdes Villoria. Es más, consideran que el aumento de las tasas conllevará un efecto contrario “al que se desea con esta medida, como es el descenso en el índice de usuarios y un mayor déficit en el apartado del transporte metropolitano”, señala Ángel Manso, representante en dicha comisión.

Por ello, y tras esta imposición de la consejería de Fomento, los alcaldes y los concejales de Transporte de los municipios del alfoz salmantino mantendrán un encuentro en breves fechas para analizar la situación actual e intentar llevar a la próxima reunión de mediados de septiembre nuevas propuestas para la Junta aunque la decisión ya está tomada.

Los alcaldes no comparten la medida
La opinión de los alcaldes es prácticamente unánime. No en vano, conviene recordar que las localidades de Aldeatejada, Carbajosa de la Sagrada y Santa Marta no presenten déficit alguno y el sistema de transportes está saneado, siendo las únicas del alfoz.

Así, el primer edil de Carbajosa, Pedro Samuel Martín, ha señalado que no ha habido “negociación en este aspecto con la Junta y la medida no nos parece buena porque el usuario tendrá que pagar aún más y así lo hemos indicado en la comisión”, señaló. Martín dijo además que el sistema de la localidad está saneado y cuenta con casi un millar de usuarios al día en los servicios dispuestos en la localidad.

En el caso de Villares de la Reina, su alcalde, José Martín Méndez, señala que estas medidas “no le gustan a nadie pero hay ocasiones en las que no queda más remedio, aunque entendemos que los viajeros estén en una situación incómoda. Habrá que ver qué ocurre al final de las negociaciones”. La frecuencia del autobús en Villares es de 30 minutos.

Por su parte, Herminio Velasco, alcalde de Aldeatejada, uno de los ayuntamientos cuyo servicio está saneado, también es crítico con esta idea. “No me parece lógica la media del aumento del coste del transporte. Nosotros tenemos fijados catorce viajes diario y el ayuntamiento no se gasta dinero y hemos adecuado los horarios a la salida y la entrada del trabajo”, señaló Velasco.

Javier Cascante, alcalde de Santa Marta, señala que no discute si la medida es buena o no, "pero sí pedimos una explicación y que nos informen de esta subida porque no creemos que esté justificada. En nuestro caso, este servicio lo tenemos con superávit, por lo que la subida del transporte no tiene por qué recaer en los ciudadanos", señala. Además, Cascante destacó que están a la espra de reunirse los alcaldes del alfoz "para fijar un encuentro posterior con responsables de la Junta y pedir explicaciones".

La opinión de la alcaldesa de Doñinos, Carmen García es conocida y se ha mostrado muy crítica con esta medida de la Junta y ha denunciado “la política de imagen y de abandono del mundo rural de la Junta”.