"El alcalde se reunió con nosotros porque le paramos por la calle"

Un vecino muestra una de las tuberías del edificio del antiguo matadero, que son de hierro y más estrechas de lo legal

Juan Enrique Guerrero es uno de los afectados por la situación del inmueble de la calle Lidón. Lleva 20 años luchando por acabar con la situación de ilegalidad y afirma que la reunión de la que presume Fernández Mañueco con los vecinos se produjo "por vergüenza, porque le paramos en la calle". 

Juan Enrique Guerrero es una de las personas que viven en el edificio ilegal del barrio del Tormes. Un inmueble que no tiene ni cédula de habitabilidad ni licencia de primera ocupación pero en el que viven 92 familias que pagan el IBI al Ayuntamiento de Salamanca. Ironías. 

 

Guerrero confirma que hace menos de un mes fueron recibidos por Fernández Mañueco "pero por vergüenza porque le paramos en la calle y se tuvo que comprometer porque iba con el consejero de Sanidad al lado", señala. De hecho dice que los requerimientos para celebrar ese encuentro "han sido infinitos los escritos durante estos años y anteriormente también y lo máximo que hemos recibido ha sido la visita de técnicos municipales. Ellos hacen sus informes pero después no tenemos más información de nadie", afirma el vecino.

 

"En la Junta también ni caso", señala y además incluso añade que debe dinero a la Comunidad de vecinos. "Concretamente 10.800 euros de dos pisos de la Comunidad de 2000 a 2010".