El alcalde llama a la cooperación de todos para lograr el progreso

La obligación “suprema” del primer edil es “defender el interés general”, apuntilló.

Con motivo de festividad de San Juan de Sahagún, patrón de la ciudad, el Ayuntamiento de Salamanca ofreció una recepción de autoridades en la Casa Lis.

 

En su discurso, Alfonso Fernández Mañueco recordó el “legado vivo” del sacerdote, del que destacó “su fecunda labor social y ciudadana” y el haber dado un “ejemplo diario de compromiso y solidaridad con los más débiles”. También aprovechó la ocasión para recordar el V Centenario de la Catedral (que se conmemora a lo largo de 2013) y elogiar a la Casa Lis como museo de referencia y ejemplo de excelencia; en este sentido, para Mañueco “nuestro Patrimonio y nuestra historia son grandes aliados para proyectarnos al futuro, generar oportunidades y crear empleo”.

 

Defender el interés general

 

“El alcalde y el resto de concejales tenemos una obligación suprema que está por encima de todo: defender el interés general. Pensar en el interés de todos los salmantinos es nuestra obligación”. Con estas palabras, el alcalde de Salamanca hizo hincapié en la necesidad de pensar en el interés general de toda la ciudad y no sólo en el interés particular de un sector o institución. “Nadie nos encontrará en el enfrentamiento que nos distancie del interés general porque en estos momentos de dificultades es necesario trabajar unidos”, añadió.

Noticias relacionadas