El alcalde intervino el sábado de Ferias para conseguir un tercer equipo médico de urgencias

En precario. El concierto de Pereza atrajo a muchas personas, por lo que se solicitó un refuerzo, aunque la Gerencia provincial se negó en un principio
CECILIA HERNÁNDEZ

La noche del pasado sábado 21, Peñaranda de Bracamonte registró un importante aumento de población, como siempre sucede en el sábado de ferias, en el que, el ya de por sí alto número de veraneantes en estas fechas, se multiplica.

Además este año el concierto del grupo Pereza atrajo a multitud de personas procedentes de toda la provincia e, incluso, de la zona de influencia de Peñaranda en Ávila. Conscientes de esta situación, el equipo de médico y enfermeras de área del centro de salud peñarandino, que tenía guardia esa noche junto con otro equipo, solicitó la presencia de un tercer médico para el servicio de urgencias a la Gerencia provincial de Atención Primaria, recibiendo una respuesta negativa.

Por ello, este equipo de área decidió ponerse en contacto con el alcalde de Peñaranda, Isidro Rodríguez, quien acudió al centro de salud y, puesto al corriente, llamó personalmente a la Gerencia, exigiendo el tercer equipo de médico-enfermeras para la noche del sábado, petición que, esta vez sí, fue atendida inmediatamente.
“Cuando nos dimos cuenta de la situación, intentamos hacer ver en el mismo centro de salud y en la Gerencia, la necesidad de ese otro equipo, que completara a los dos que habitualmente están en urgencias, pero no nos atendieron”, relató TRIBUNA una de las enfermeras de área. “Nosotros veíamos claramente que con dos equipos de médico y enfermeras no íbamos a dar abasto esa noche, puesto que la población iba a crecer considerablemente y, además, se trataba de una noche festiva, con lo que los riesgos aumentan”.
“Simplemente con realizar un traslado a los centros hospitalarios de Salamanca, una visita domiciliaria o atender una urgencia en la calle, ya uno de los equipos no puede permanecer durante, como mínimo, una hora en el centro de salud, quedándose sólo el otro para atender las urgencias que lleguen”, explicó la enfermera.

Agradecimiento
“Llamamos al alcalde, para comunicarle el problema e intentar que nos ayudara, cosa que hizo rápidamente, atendiéndonos en apenas media hora y por lo que le estamos muy agradecidas, porque luego se demostró que teníamos razón, ya que hubo muchísimas urgencias e, incluso, tuvimos que realizar varios traslados a Salamanca”, concluyó la integrante de equipo médico que levantó la protesta.