El alcalde denuncia la actitud “chulesca” del médico local

Disfrute. Le acusa de aprovechar la vivienda del médico del pueblo como “si fuera una casa rural”.
Mondrián / David Rodríguez

Lleva la friolera de 31 años ejerciendo como médico de El Payo, pero según el alcalde de la localidad, Esteban González Pascual, esta persona “se está riendo de él y del pueblo”, por la actitud que mantiene últimamente. Por un lado, por la casa destinada al médico de la localidad. Según relató ayer González Pascual a este diario, El Payo es uno de los pocos municipios donde aún hay una casa destinada al médico del municipio, como ocurría antiguamente en todos los pueblos.

En el caso de El Payo, esta casa (propiedad del Ayuntamiento) tiene en su parte trasera el consultorio médico. Como ocurre desde siempre, el médico tiene derecho a vivir en esta casa por su cargo. Sin embargo, el médico de El Payo no vive ahí desde hace casi dos décadas. Según explica el alcalde “vive en Ciudad Rodrigo, que es donde está empadronado y tiene su residencia”, y desde donde se desplaza a pasar consulta al municipio.

El problema se quedaría ahí si no fuera porque ese médico sí que usa la casa, pero “para lujo de él y su familia”, en palabras de González Pascual. El alcalde de El Payo comenta que el médico acude con su familia durante los fines de semana y en épocas de vacaciones, usándola como si fuera “una casa rural”. La situación es aún más grave por la factura de calefacción que genera esta casa, “unos 2.000 euros por temporada”, que se cargan en las cuentas municipales, cuando la casa es usada para disfrute propio. Además se da la circunstancia, según relata González Pascual, de que “el médico sólo pone la calefacción para la parte delantera de la casa (la vivienda), dejando frío el consultorio”.

Estos problemas se añaden a ciertas “actitudes” que está tomando el médico últimamente, que hacen que la gente esté “quejosa de él”. Así, el alcalde explica que “viene sobre las 10.30 horas, y muchos días a la una ya se ha ido”, por lo que está poco tiempo pasando consulta. Además, anteriormente el médico se desplazaba todos los días a pasar consulta, pero ha dejado de hacerlo. Según marca la Administración, en los municipios de menos de 500 habitantes, como es el caso de El Payo, sólo es obligatorio pasar consulta tres días a la semana. En los días en que no esté, debe haber colocado un cartel para dar aviso al Centro de Salud de Robleda, donde debe estar el médico, y si hay alguna incidencia, desplazarse a El Payo.

Sin embargo, ayer, el médico colocó en la puerta de la consulta un cartel donde indicaba a la gente que tenía que ir hasta Peñaparda si hubiera una urgencia, algo que según el alcalde “no se puede tolerar”, ya que ese protocolo no se recoge en ninguna parte. Por todos estos motivos, Esteban González Pascual considera que el médico se está riendo del pueblo, y pide a los vecinos “que no se queden indiferentes”.