El alcalde de Villar de Ciervo entregará 500 euros por cada nacimiento para impulsar la natalidad

También devolverá el impuesto de circulación del tercer año para las personas que se empadronen en el municipio

La crisis agudiza el ingenio, o al menos eso es lo que dicen. De este modo, los ayuntamientos de los municipios más pequeños de la provincia de Salamanca están buscando iniciativas para crecer y evitar el abandono del mundo rural.

Uno de ellos es Villar de Ciervo, cuyo alcalde, Álvaro Sánchez, con apoyo del consistorio, ha llevado a cabo una iniciativa para fomentar la natalidad en el municipio, entregando 500 euros por cada hijo que nazca en dicha localidad. “Es una medida que hemos ejecutado después de pensar mucho porque sabíamos que había que hacer algo para evitar el despoblamiento del mundo rural y de nuestro pueblo, y nos parece acertado, la verdad”, señala Sánchez.

Así, la familia recibirá la mitad del dinero durante el primer año y el resto cuando se inscriba en la escuela. Para ello, es necesario presentar facturas de productos o utensilios “que sean para el niño para justificar la ayuda y que nadie se compre un anillo, por ejemplo, porque de hecho ya ha pasado. Es una manera de controlar que el dinero se usa para el niño”, señala el alcalde de la localidad.


Actualmente, Villar de Ciervo cuenta con menos de 300 habitantes empadronados, “dato preocupante y por eso estamos llevando a cabo estas medidas y vamos a ejecutar más”. Precisamente, otra de ellas se basa en el empadronamiento de más personas. Las familias comenzarán a recibir el dinero de los niños que han nacido en 2011, “que solo ha sido uno aunque esperemos que este año nazcan más”.

“A las personas que no hayan estado empadronadas en los últimos cinco años y se empadronen, les devolveremos el impuesto de circulación del tercer año, en una iniciativa que no sé si tiene algún municipio más en Salamanca, con la intención de llamar más la atención de la gente que se ha cansado de vivir en la ciudad”, señala Sánchez.

Para repartir estas ayudas no hay problema “porque están incluidas en el presupuesto de cada año por lo que no suponen ningún coste añadido”, concluye el alcalde de la localidad. De esta manera, este municipio perteneciente a Ciudad Rodrigo intenta captar gente que acuda a un mundo rural que cada vez está más despoblado.