El alcalde de Navacarros roba del Ayuntamiento más de 5.000 euros con cheques al portador falsificados

El alcalde de Navacarros, Francisco Bayo, ha estado cobrando cheques al portador en los que falsificaba las firmas del secretario y el tesorero. Se habría embolsado presuntamente entre 5.000 y 6.000 euros en los últimos meses. El PSOE le exigió y consiguió su dimisión y le ha denunciado ante la Fiscalía.

El alcalde de Navacarros, Francisco Bayo, habría desviado en los últimos meses entre 5.000 y 6.000 euros cobrando cheques al portador que él mimos firmaba falsificando las firmas del secretario y del tesorero. El hecho, recientemente descubierto, salió a la luz cuando el secretario hizo el arqueo de las cuentas municipales y descubrió el cobro de numerosos cheques de entre 200 y 400 euros al portador en los últimos meses y que se cargaban a las arcas municipales. Así lo ha denunciado esta mañana el secretario provincial del PSOE, Fernando Pablos, que ha anunciado que ya se han tomado medidas.

 

El alcalde, que se presentó en las listas del PSOE como independiente, ha sido obligado a dimitir de sus cargos y el partido socialista ha anunciado una denuncia ante la Fiscalía para esclarecer la situación y que devuelva el dinero. Según ha explicado Pablos, no fue el más votado de la candidatura socialista en las pasadas elecciones municipales, pero fue alcalde al renunciar el número uno por motivos personales. El PSOE ganó las elecciones en Navacarros al obtener cuatro concejales por uno del PP.

 

Según ha explicado Pablos, en su momento planteó si este era un cargo remunerado, a lo que se le dijo que en un municipio de poco más de 125 habitantes el alcalde está al servicio de los vecinos. Nada se volvió a saber hasta el pasado martes, cuando el PSOE tuvo constancia del cobro de cheques al portador de manera presuntamente ilegal, algo que se refrendó este miércoles. 

 

El modus operandi era el siguiente. El alcalde firmaba cheques al portador de la chequera municipal, con la que presuntamente se había hecho aprovechando las vacaciones del secretario; firmó un número indeterminado de cheques por cantidades entre 200 y 400 euros que cobraban invariablemente en oficinas del banco de Santander en Guijuelo o Béjar. En total, la cifra que presuntamente ha cobrado de manera irregular está entre 5.000 y 6.000 euros.

 

Tras conocer los hechos, el diputado de zona de Béjar del PSOE se reunión con Bayo, que le reconoció los hechos. Acto seguido se le exigió la dimisión como alcalde y la entrega del acta de concejal; según Pablos, anoche ya firmó su renuncia a ser alcalde. Se desconoce si ha entregado el acta: si no es así, el PSOE se la pedirá porque quiere expulsarlo el grupo municipal y no va a permitir que siga ligado a las siglas. No se le puede expulsar del partido porque no es militante.

 

Además, el PSOE ha anunciado un escrito que irá a la Fiscalía para que investigue el caso y depure las posibles responsabilidades delictivas. Se le ha exigido también que devuelva el dinero, aunque el ya exalcalde ha asegurado que no puede porque no lo tiene.

 

"No es una situación agradable porque a veces confías en personas que te fallan", ha lamentado Fernando Pablos, que explica que son muchos los independientes que han ido en las listas socialistas a las últimas municipales en la provincia de Salamanca. "Queremos que lo sepa la ciudadanía porque no somos de esos que envían SMS diciendo 'se fuerte'", ha asegurado Pablos, que ha puesto de manifiesto que "en la política hay que ser coherentes, el PSOE lleva tiempo exigiendo ejemplaridad y hay que practicarla".