El alcalde de Martiago impide que el PSOE estĂŠ representado en la ComisiĂłn Especial de Cuentas del Consistorio

Francisco Collado se niega a que el concejal elegido por el Grupo Socialista sea miembro de la comisiĂłn a pesar de que esta representaciĂłn estĂĄ amparada por la ley

En el Pleno extraordinario celebrado el pasado 22 de junio en el Ayuntamiento de Martiago, entre los puntos del orden del dĂ­a se encontraba la elecciĂłn, configuraciĂłn y constituciĂłn de las diferentes Comisiones municipales.

Llegados al punto donde elegir los representantes de los diferentes grupos polĂ­ticos en la ComisiĂłn Especial de Cuentas municipal, el alcalde popular de Martiago, Francisco Collado Vicente se negĂł a aceptar entre los integrantes de esta ComisiĂłn a la concejala Eladia Vallejo RodrĂ­guez, designada para representar al Grupo Municipal Socialista alegando que la representaciĂłn socialista en dicha ComisiĂłn sĂłlo serĂ­a aprobada si el representante del PSOE era elegido por el propio alcalde, lo que constituye todo un fraude de ley.

Corresponde a cada grupo político con representación en el Ayuntamiento determinar quién o quiénes son los miembros que forman parte de los Órganos colegiados a los que tienen derecho, y al equipo de gobierno aceptar, tras la aprobación en Pleno, la configuración de todos estos Órganos.

La decisiĂłn o la actuaciĂłn del alcalde popular de Martiago, Francisco Collado, refleja un total desconocimiento y una ignorancia en cuestiones de gestiĂłn municipal, ademĂĄs de una insistencia en hacer uso de su cargo de forma caciquil y un ejerciĂł de la polĂ­tica antidemocrĂĄtico y fuera de toda ĂŠtica.

Al negar la incorporaciĂłn en la ComisiĂłn Especial de Cuentas del representante elegido por el Grupo Municipal Socialista se comete un incumplimiento de ley pero ademĂĄs, Francisco Collado, alcalde de Martiago, busca manejar a su antojo el Consistorio y escapar de la vigilancia de su gestiĂłn por parte de los concejales de la oposiciĂłn elegidos en las urnas, y en este caso dejarles al margen de poder controlar la gestiĂłn econĂłmica y las irregularidades en las cuentas que se pudieran cometer en este sentido.