El alcalde asegura que se pondrá "al frente" en la polémica de la reducción de plantilla del hospital

Fernández Mañueco se compromete a hacer gestiones, pero no concreta si se negará a que se amorticen 91 plazas: buscará que la plantilla sea "la que tenga que ser" para que la calidad asistencial sea la adecuada. Apunta al rechazo de la moción del PSOE.

El alcalde de Salamanca ha reconocido la "preocupación" por la importante reducción de plantilla orgánica que Sacyl ha propuesto para el complejo hospitalario salmantino, una medida que le privará de 91 puestos, muchos de ellos profesionales médicos, y que ha generado las críticas de la oposición. Alfonso Fernández Mañueco ha asegurado que se pondrá "al frente" de las gestiones ante la Junta de Castilla y León, aunque se ha reservado su postura concreta: no ha hablado de oponerse a la reducción de plantilla, sino de conseguir que sea adecuada para que la atención sanitaria no se resienta. Algo que, según la oposición, ya está ocurriendo y que se agravará con la reducción de plantilla.

 

Tras referirse a las gestiones realizadas desde el Ayuntamiento de Salamanca para que la Consejería de Sanidad reanudara las obras en el hospital tras un largo tiempo paradas, Fernández Mañueco ha añadido que "ahora también hay una preocupación que trasladaremos y que me pondré al frente de esas gestiones para que la plantilla del Hospital de Salamanca sea la que tenga que ser para que la calidad asistencial sea la que requiere un hospital de nuestras características".

 

El alcalde ha salido al paso de las críticas del PSOE, que le ha exigido que no mirara para otro lado en esta cuestión. "Si hay alguien que no ha mirado para otro lado en el tema del Hospital de Salamanca ha sido Alfonso Fernández Mañueco, es decir, yo como alcalde de la ciudad de Salamanca he hecho gestiones, la inmesa mayoría de ellas telefónicas, conversaciones, reuniones de trabajo fuera de micrófonos, fuera de los focos mediáticos y lo voy a seguir haciendo", ha dicho en respuesta a la exigencia lanzada por Fernando Pablos y Enrique Cabero.

 

Fernández Mañueco ha utilizado como prueba el avance de las obras en el complejo hospitalario. "Eso pone de manifiesto que yo no he mirado para otro lado, he mirado por los intereses de los hombres y mujeres de Salamanca en un tema tan trascendental" como el del hospital, ha dicho el alcalde en referencia a los avances conseguidos en las obras del hospital, al tiempo que ha negado estar en batallas como las diferentes protestas o críticas de la oposición: "Yo he estado en lo esencial, que es que se construya el hospital".

 

De este modo, parece claro que Fernández Mañueco y el grupo popular no apoyarán la moción que, con toda seguridad, trasladará el grupo municipal socialista al próximo pleno para que el Ayuntamiento de Salamanca rechace la reducción de plantilla del hospital. El alcalde ha asegurado que habría que esperar a conocer la moción y que a lo mejor "presentamos la nuestra propia y habrá que ver si el PSOE la apoya". Esta es una táctica que ya ha empleado antes con otras cuestiones: rechazar la moción del PSOE y aprobar, con su mayoría, una propia sobre una misma cuestión.

Noticias relacionadas