El alcalde apoya a los funcionarios criticados por “irregularidades”

Primer edil. Considera que “es escandaloso que un grupo en la oposición sea capaz de utilizar a los trabajadores municipales para criticar al equipo de Gobierno”
Luis Ibáñez
El Comité de Empresa del Ayuntamiento de Béjar ha salido al paso de las insinuaciones de la edil popular María Purificación Pozo García en las que ésta afirmaba que determinadas funcionarias integrantes del tribunal de selección del Consistorio bejarano habían realizado “presuntas irregularidades en las contrataciones realizadas en el Ayuntamiento”, tal y como publicó ayer TRIBUNA.

Así, el alcalde de Béjar, Cipriano González Hernández, en declaraciones a este diario, ha mostrado su apoyo a los trabajadores municipales y al Comité de Empresa “que pone en su lugar a la concejala del Partido Popular María Purificación Pozo porque demuestra, primero, que ha mentido en sus afirmaciones, y segundo que esta concejala del Partido Popular ha traspasado la línea roja que en política nunca se debe cruzar”. Para González Hernández, “es escandaloso que un grupo en la oposición sea capaz, para criticar al equipo de Gobierno, de utilizar a los trabajadores municipales. Eso dice muy a las claras el talante de la persona que lo hace”.

El regidor bejarano solicita a la edil del PP que realice una rectificación pública y “que pida disculpas a las dos funcionarias que llevan prácticamente toda su vida laboral en el Ayuntamiento de Béjar, que han servido tanto a corporaciones del Partido Popular y del Partido Socialista, que tienen una dignidad que no han perdido nunca”, añadiendo que “no es de recibo que esa persona perteneciente al Partido Popular de Béjar ponga en evidencia a unas trabajadores con más de 30 años al servicio de la ciudad”.

El primer edil entiende que se fiscalice desde la oposición al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Béjar “con criterios objetivos, pero es inaceptable que cuando no se disponga de ‘munición’ contra la gestión municipal, no se tenga empacho en arremeter y utilizar a los trabajadores”.

El alcalde de Béjar ha anunciado a TRIBUNA que no descarta la toma de medidas legales a la espera de la respuesta a ese comunicado por parte de la concejala del Partido Popular, “y dependiendo de cuál sea esa reacción, nosotros optaremos por aquello que nos parezca más adecuado para los intereses de las trabajadoras y del Ayuntamiento de Béjar”.

Caber recordar que esas declaraciones, realizadas el pasado 27 de agosto, vinculaban a los cargos de dos funcionarias, “la secretaria personal del alcalde” y “la asistente social”, con la afirmación de que “los contratos, en este Ayuntamiento, se hacen a dedo, aunque no estén los políticos, los funcionarios recibirían sus órdenes y actuarían según estas órdenes”. El comunicado del Comité, de forma contundente, indicaba que “los hechos por los cuales se las acusa –a estas funcionarias– en relación a un tribunal de selección no son ciertos”.