El alcalde acusa a la plataforma contra el parking de querer un "diálogo condicionado"

El alcalde, en el solar de la calle La Radio.

Asegura que la primera reunión de la comisión, creada el 21 de abril, se celebrará este lunes, dos semanas después. Insiste en que quiere un diálogo sin condiciones de ningún tipo, pero impuso el fin de las manifestaciones, la propia comisión y el calendario para llevar la decisión a finales de junio.

"El lunes que viene se volverá a reunir la comisión como se había quedado", ha dicho el alcalde, que ha recordado que el lunes pasado no fue posible por ser festivo, Lunes de Aguas. Así ha querido zanjar la petición que le ha hecho la plataforma contra el parking de Comuneros, que se ha prestado a la negociación, pero que entiende que debe culminarse antes del 12 de mayo para no dilatar la decisión.

 

"Vuelvo a insistir. Al Ayuntamiento y a mí concretamente, me pueden ganar en muchas cosas, pero a capacidad de diálogo he dado muestras de que soy capaz de sentarse a hablar. Trasladé en las múltiples reuniones que he tenido que había que tener un diálogo franco, sincero y sin condiciones de ningún tipo. Vamos a seguir hablando con la asociación como lo hacemos con la de vecinos de Comuneros. Poner condiciones temporales o de otro tipo no tiene sentido", ha asegurado Fernández Mañueco, que vuelve a criticar la decisión de la asamblea de la plataforma, que este miércoles ha advertido de la posibilidad de retomar las concentraciones si no se cierra el acuerdo antes del día 12 de mayo. "Como se acordó, todos los lunes vamos a tener reuniones", ha insistido el alcalde.

 

No obstante, hay que recordar que lo primero que pidió el alcalde fue el fin de las manifestaciones como condición sine qua non para formar una comisión negociadora, instrumento que también ha sido imposición del Ayuntamiento; y que los representantes municipales impusieron en la reunión para conformar la comisión un calendario con cinco reuniones que llevaría el proceso hasta finales de junio, ya que la primera todavía no se ha celebrado.

 

También hay que tener en cuenta que, desde que se abrió la polémica sobre el parking, se han celebrado no menos de media docena de encuentros entre los afectados y el Ayuntamiento en las que vecinos y comerciantes del tramo donde se proyecta el subterráneo han manifestado su rotunda oposición a que se haga el parking; todos los motivos han sido profusamente discutidos con concejales y técnicos, pese a lo cual el Ayuntamiento quiere volver a hablar de las mismas cuestiones.

 

"En este país lo que hace falta es, entre otras cosas, dialogar. Y por sentarse a hablar y dialogar nadie se puede sentir mal. Yo voy a estar siempre en el camino del diálogo, de buscar puentes... si se empieza poniendo condiciones es un diálogo condicionado", ha apuntado. El alcalde también se ha negado a aclarar si estaría dispuesto a renunciar al proyecto: "Yo lo que estoy dispuesto es a dialogar". "Si el problema es que no voy a las mesas de negociación, yo voy, pero creo que ese no es el problema", ha rematado.