El adiĂłs de un gregario de leyenda

Chente GarcĂ­a Acosta, cuyos padres son originarios de la localidad salmantina de Cabrillas, pone fin a 17 aĂąos de trayectoria profesional

De manera discreta, sin ambiciĂłn del protagonismo, como siempre ha querido llevar su brillante carrera deportiva durante casi dos dĂŠcadas, Chente GarcĂ­a Acosta se ha despedido en la tarde de hoy en Pamplona.

Con la presencia de numerosos medios de comunicaciĂłn en las instalaciones del Hotel Castillo de GorrĂĄiz, el ciclista navarro ha querido decir adiĂłs a los aficionados con un emotivo texto en el que ha agradecido el apoyo que le han ofrecido durante su longeva carrera deportiva.

Chente, que se tomarĂĄ ahora unos meses de descanso para decidir su futuro, no ha querido olvidarse de todas las personas que han colaborado desde sus inicios en una aventura que le ha consagrado como uno de los mejores gregarios del pelotĂłn espaĂąol de los Ăşltimos veinte aĂąos.

Su figura, sĂ­mbolo siempre de fortaleza y sacrificio a favor de sus lĂ­deres, son ya parte de la leyenda de ese ciclismo de equipo que pocos como GarcĂ­a Acosta han sabido interpretar desde sus primeros aĂąos en el profesionalismo.

Chente estĂĄ muy vinculado a Salamanca, ya que sus padres son originarios de la localidad salmantina de Cabrillas