"El acuerdo es muy bueno para España"

España recibirá unos 1.000 millones de euros del fondo contra el paro juvenil.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha calificado de "muy bueno para España" el acuerdo sobre el presupuesto de la UE para 2014-2020 porque le garantiza seguir como beneficiaria neta de las ayudas europeas durante los próximos siete años.

 

"Vamos a recibir más de lo que aportamos, el saldo neto es del 0,2% del PIB (frente al 0,15% del actual periodo 2007-2013) y por tanto podemos estar contentos y satisfechos", ha resaltado Rajoy en rueda de prensa al término del Consejo Europeo.

 

"Ha sido un proceso arduo, largo y trabajoso pero hemos alcanzado un buen acuerdo", ha sostenido Rajoy. "Este resultado es muy importante para España ante la crisis que atravesamos y los importantes esfuerzos de consolidación fiscal que estamos haciendo", ha agregado.

 

A juicio del presidente del Gobierno, el resultado de la cumbre "supone un espaldarazo de Europa a las políticas que estamos llevando a cabo muchos países de la Unión".

 

En materia de política de cohesión, Rajoy ha destacado en primer lugar la creación del nuevo fondo para combatir el paro juvenil dotado con 3.000 millones de euros, una iniciativa a la que ha dedicado "mucho tiempo en las últimas semanas".

 

A España le corresponderá un tercio del total, alrededor de 1.000 millones y el presidente del Gobierno ha dicho que "vamos a intentar que este fondo sea lo suficientemente flexible para que cada país pueda hacer con estos recursos todo aquello que crea mejor", no sólo formación sino también bonificaciones para contratos o incluso ayudas directas.

 

En segundo lugar, España tendrá una asignación especial de 1.800 millones de euros en fondos para las regiones. Y Ceuta y Melilla se beneficiarán de un sobre especial de 50 millones. Finalmente, Rajoy ha destacado el aumento de la prima por desempleado en Castilla-La Mancha, Andalucía, Murcia, Melilla y Canarias, que generará unos fondos adicionales de 900 millones.

 

Por lo que se refiere a la agricultura, y pese a la reducción en el presupuesto comunitario, España mantendrá una dotación de 35.000 millones de euros en ayudas directas y aumentará un 3% el presupuesto para desarrollo rural, hasta 8.300 millones. De ellos, 500 corresponden a una asignación específica lograda en la recta final de la negociación.