El acuerdo del diálogo social es "un contubernio imposible entre PP y sindicatos"

Fernando Castaño, presidente de la comisión de contratación.

Ciudadanos explota contra el equipo de Gobierno y CCOO/UGT tras el acuerdo del diálogo social entre ambos: creen que lo hacen para repartirse los fondos y que el pacto por el empleo de Mañueco es "un paripé" para "hacernos creer que nuestras opiniones cuentan".

Ciudadanos ha salido esta mañana a dar su versión definitiva sobre lo ocurrido con la puesta en marcha del diálogo social y, concretamente, sobre el acuerdo de última hora por el que los sindicatos mayoritarios lo sacaron adelante con el PP tras haberlo impulsado con todos los grupos de la oposición. Los concejales Fernando Castaño y Ana Suárez han sido muy duros en su valoración de los hechos y también con el modelo alternativo de Mañueco, el de la mesa del pacto por el empleo.

 

Tras abordar otros temas, Fernando Castaño no se ha contenido sobre este tema. "Yo no he venido a repartir subvenciones" o "los agentes sociales no nos quieren porque no quieren a otros sindicatos y el PP tampoco nos quiere aquí" son algunas de sus reflexiones sobre un hecho que ha calificado como "contubernio imposible entre PP y sindicatos" (contubernio  se define como un 'cuerdo o alianza para fines censurables' o una 'cohabitación ilegal de dos personas'). Para Ciudadanos, el objetivo es poder acceder a los fondos destinados al diálogo social sin que nadie estorbe.

 

Castaño ha reconocido que le molestó "que los sindicatos dijeran que los sabíamos y que hacíamos un doble juego" y lo ha negado todo alegando que no se iban a prestar a ponerse en la foto de un acuerdo un día para, al día siguiente, votar en contra. "En mi trabajo la palabra vale, aunque se la lleve el viento, pero lo teníamos por escrito, parece que en política ni eso vale", ha dicho. El concejal ha acusado a los sindicatos de "tenerlo previsto de antemano" y le pidió respeto a los cargos electos.

 

 

UN "PARIPÉ DEL PP"

 

Por su parte, Ana Suárez ha sido muy dura en su valoración de la alternativa presentada por Fernández Mañueco, beneficiado al quedarse con todo el protagonismo municipal en el diálogo social a pesar de que no tiene mayoría en el Ayuntamiento. Suárez ha recordado la primera reunión de esa mesa del pacto por el empleo, celebrada esta semana con la presencia de numerosas entidades. "La sensación que tuve es que era un paripé del PP para hacernos creer que nuestras opiniones cuentan", ha dicho la concejala que cree que "la parte importante del pastel se reparte en otro lado y a los demás nos quedan las migajas", en relación al peso que puedan tener en el diálogo social las decisiones que se puedan tomar en ese consejo municipal.