El aceite producido en Ahigal encuentra un nuevo mercado en el centro y en el sur de América

Por el momento se exportarán en torno a 1.000 kilogramos de producto convencional y en ecológico de calidad ‘virgen extra’

El sector del aceite en la provincia de Salamanca continúa con su expansión con la apertura de nuevos mercados y cotas de negocio. Para ello, ha abierto la puerta hacia el centro y sur de América donde, a través de Panamá, iniciará una exportación de producto con el objetivo de conseguir un mayor reconocimiento en una zona con clientes potenciales.

Por el momento, la cantidad destinada a la exportación en estos países no es muy elevada, “en torno a 1.000 kilogramos, con el objeto de abrir nuevas miras y expandir un producto de calidad como es el aceite que se moltura en Ahigal de los Aceiteros”. Así lo indica Luis Ángel Cabezas, presidente de Aceiteros del Águeda, quien se muestra muy satisfecho por este hito.

La mayor parte de la producción que se envíe a panamá para ser distribuida al resto del continente será convencional y una pequeña parte en ecológico “para que vaya teniendo cabida en este mercado ya que en un futuro queremos que toda nuestra producción se realice mediante este parámetro”, apunta.

El contacto para poder exportar aceite a países del centro y sur de América a través de Panamá llegó por un socio de la cooperativa que tenía un contacto con un proveedor de otros materiales a esos países, y fue cuando esa opción surgió para un sector como el del aceite molturado en la almazara de Ahigal de los Aceiteros, de una calidad ‘virgen extra’.

En la actualidad, se está envasando el aceite destinado a la exportación y la intención inicial es que parta hacia Madrid la semana que viene y de ahí lleve su camino a Panamá, con el objeto de ser distribuido a zonas donde existe un alto poder adquisitivo y donde un producto como éste tiene muy buena acogida.

Por otro lado, desde la almazara de Ahigal de los Aceiteros trabajan con el objetivo de que en un plazo de cinco o seis años toda la producción se realice en ecológico ya que en el actualidad el olivar se encuentra en pleno proceso de adaptación, “aunque hay productores que son un poco reacios a este cambio, pero intentaremos que lo vean como la mejor opción”, concluyó Cabezas.