El acceso al hospital desde el Paseo de San Vicente, cerrado desde el 10 de septiembre

Foto: Ch. D.

La Plataforma 'Por un buen acceso a un buen hospital' que se manifestó durante el mes de junio en contra de esta medida, no ha conseguido que al Ayuntamiento varíe su primera intención.

El cierre del acceso principal al recinto hospitalario de Salamanca por el paseo de San Vicente, para llevar a cabo las obras de remodelación del complejo asistencial, determina la apertura de un nuevo acceso provisional y único a través de la avenida de los Maristas, el paseo del doctor Gregorio Marañón y la calle Donantes de Sangre, a partir del miércoles, día 10 de septiembre.

 

La Plataforma 'Por un buen acceso a un buen hospital' que se manifestó durante el mes de junio en contra de esta medida, no ha conseguido finalmente que al Ayuntamiento varíe su primera intención y el tráfico de las obras de remodelación del hospital pasará por el campus en lugar de por los puentes y la zona del río. El hecho de que haya colegios com Maristas o Campo Charro o el propio campus universitario en la zona era la principal razón que esgrimían.  

 

Esta nueva reordenación vial incluye las siguientes medidas:

 

1. Cierre del acceso de vehículos al Hospital Clínico desde el Paseo de San Vicente. Dicho acceso quedará reservado exclusivamente en el futuro al paso de vehículos de obra.

 

2. El nuevo acceso al Hospital Clínico se inicia en la avenida de los Maristas, desde la que los automóviles accederán a los Hospitales por el paseo del Doctor Gregorio Marañón, donde se han habilitado cuatro carriles de circulación, dos de entrada y dos de salida,  y la calle Donantes de Sangre, con tres carriles de entrada y uno de salida.

 

De los dos carriles de entrada en el Paseo del Doctor Gregorio Marañón, el de la derecha será de uso exclusivo para el acceso de ambulancias y servicios de emergencias. Asimismo el carril derecho de salida de Gregorio Marañón, será de uso exclusivo para parada de autobuses escolares y vehículos de padres de alumnos, que podrán utilizarlo solo durante el tiempo necesario para dejar y recoger a los escolares.

 

En la calle Donantes de Sangre, de los tres carriles de entrada, el carril de la derecha será de uso exclusivo para ambulancias y servicios de emergencia. Los otros dos carriles podrán ser utilizados por el resto de vehículos para acceder tanto al Hospital Clínico como a su aparcamiento subterráneo.

 

3. Tanto en Gregorio Marañón como en Donantes de Sangre se ha limitado la velocidad máxima a 30 kilómetros por hora.

 

4. En ambas calles se eliminan todas las plazas de estacionamiento, al igual que en todo el entorno del Hospital Clínico. En la zona de Gregorio Marañón-Donantes de Sangre solo se podrá estacionar en el aparcamiento subterráneo ubicado frente al Hospital Clínico. Otros aparcamientos subterráneos cercanos son los del hospital Virgen de la Vega, con acceso desde el Paseo de San Vicente, y el del hospital de la Santísima Trinidad. Como aparcamiento gratuito alternativo, se recomienda utilizar el aparcamiento municipal existente en Salas Bajas, con acceso por Glorieta de la Charrería.

 

5. No se podrá acceder a la calle Alfonso X desde la glorieta existente al final de la calle Gregorio Marañón. Se separa así el tráfico en dirección al hospital, del tráfico del campus universitario.

 

6. El ayuntamiento de Salamanca ha habilitado un nuevo aparcamiento en la calle Norberto Cuesta Dutari, para permitir la parada de los vehículos que trasladen a los alumnos de los colegios Maristas y Campo Charro. Podrán usarlo los familiares de los escolares durante el tiempo necesario para dejarles en los centros y recogerles.

 

Queda plenamente garantizado a los vecinos de las comunidades de propietarios de Norberto Cuesta Dutari el acceso a sus garajes.

 

7.  Se instala un vallado de seguridad a lo largo de la calle Gregorio Marañón sentido bajada, y en la zona aledaña a la entrada del colegio Campo Charro.

 

8. Para una mejor ordenación del tráfico desde la avenida de Filiberto Villalobos, se invierte la circulación de vehículos en las calles Volta y Huerta Otea y se instalan nuevos grupos semafóricos en la intersección de  la avenida de los Maristas con la calle La Alberca.

 

9. La línea número 7 de los autobuses urbanos, que conecta el barrio de Prosperidad con el campus y los hospitales, suprime sus tres últimas paradas, ubicadas frente a las facultades de Derecho, Economía y Medicina, siendo sustituidas por una parada situada a la entrada del recinto, en las inmediaciones del cruce de la calle de La Alberca con la avenida de los Maristas. La línea número 4 de los autobuses urbanos, que conecta la zona del cementerio con Los Toreses, no se ve afectada por la nueva reordenación viaria y mantiene todas sus paradas.

 

La Policía Local de Salamanca reforzará la vigilancia policial en la zona para garantizar la seguridad del tráfico, especialmente en la entrada y salida de los centros educativos.