El abogado de Raquel Gago tendrá que abonar 1.000 euros por su extraña desaparición

La Audiencia Provincial de León ha impuesto al abogado de Raquel Gago, Fermín Guerrero, una multa de 50 días con una cuota diaria de 20 euros, en total 1.000 euros, por considerar que ha incurrido en "una falta disciplinaria en su actuación forense".

Así lo recoge un auto emitido por el magistrado presidente del Tribunal del Jurado, Carlos Álvarez, que también explica que cabe la posibilidad de recurso ante esta decisión en el plazo de cinco días ante la misma Presidencia del Tribunal del Jurado o ante la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de justicia de Castilla y León.

El juez considera que Guerrero es autor de "una falta disciplinaria en su actuación forense" prevista en el artículo 553.3º de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El letrado no se presentó en la sesión cuyo inicio estaba fijado a las 9.00 horas del pasado 27 de enero, la sexta del juicio. Guerrero había acordado una cita con su patrocinada a las 17.30 horas del día anterior, a la que no se presentó, y no dio señales de vida ni respondió a llamadas y mensajes a través de su teléfono móvil durante cerca de 20 horas.

Finalmente, Guerrero fue encontrado en el centro de la capital leonesa a primera hora de la tarde del día 27 en aparente buen estado de salud y junto a su coche, por lo que ya asistió a la sesión del día siguiente, en la que dio explicaciones al magistrado-presidente.