El abogado de Carromero confía en que su cliente no tendrá ni siquiera que dormir en prisión si le dan el tercer grado

Para la familia de Payá, el dirigente de Nuevas Generaciones es un "héroe" y "una víctima más"


MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El abogado de Ángel Carromero, José Maria Viñals, confía en que su cliente no tenga ni siquiera que dormir en prisión si se le concede el tercer grado porque estaría controlado por una pulsera telemática.

"Se le pone un dispositivo telemático, un brazalete, y, por lo tanto, puede dormir en su domicilio", ha concretado Viñals en una entrevista de Antena 3, recogida por Europa Press, cuando le han preguntado en qué condiciones estaría el vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP de Madrid con el tercer grado.

El abogado ha recalcado que el dirigente 'popular' "no ha recibido ningún trato a favor por parte de las autoridades penitenciarias", como denuncia el PSOE, que quiere que el Gobierno dé explicaciones en el Congreso de los Diputados.

Quien también ha hablado del asunto es el diputado y presidente de NNGG del PP de Madrid, Pablo Casado, que insiste en que su compañero "cumple todos los requisitos para el tercer grado".

"La residencia, un trabajo, que no sea un preso peligroso, que no sea reincidente, que las víctimas no estén en contra del tercer grado" sería, tal y como ha argumentado Casado, lo que hace falta para dicha concesión.

También ha dicho que el joven "está traumatizado" porque ha estado en unas condiciones que "no son las óptimas", con lo cual, "está físicamente y mentalmente tocado".

Casado ha avanzado que la labor que tiene ahora el círculo próximo de Carromero hasta que él decida hablar es "explicar ciertas cuestiones que no han sido ciertas durante estos meses", como la acusación de que le habían retirado el carné de conducir antes de que tuviera el accidente en Cuba que terminó con la vida de los disidentes cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Por su parte, Carlos Payá, hermano del destacado opositor cubano, ha mostrado su apoyo al joven ya que, a su juicio, "es una víctima más". "Para nosotros, es un héroe", ha defendido al tiempo que asegura que "un minuto en prisión de Carromero ya es injusto. Él es inocente".

En referencia a los pormenores del juicio que se desarrolló en Cuba, ha lamentado que no se haya investigado desde el principio de una manera independiente y que, por lo tanto, no se puede dar por buena la versión del régimen cubano porque "en la dictadura no hay justicia".

"Oswaldo también era ciudadano español. Entonces, pedimos que el mismo empeño que se ha puesto en sacar a Ángel de Cuba, que nos parece comprensible, se haga con esclarecer estos hechos", ha aseverado.