El "abandono de los pueblos de menos de 500 habitantes", 'leitmotiv' de una interminable jornada plenaria

El PSOE centró sus peticiones en el apoyo a estos municipios, "abandonados", según su parecer, hecho que el PP no consiente

Interminable e intenso el pleno celebrado en la Diputación Provincial con polémicas entre ambos grupos, que lejos de llegar a acuerdos muestran sus diferencias cada día más pronunciadas en aspectos básicos para los ciudadanos.

Pero si hubo un tema que se llevó continuamente al pleno fue la "dejadez y el abandono de los pueblos de menos de 500 habitantes", según el PSOE, que tanto "prometió el presidente de la Diputación en la sesión de investidura". Evidentemente, estas críticas fueron rebatidas de inmediato por los populares que indicaron que parecía que este tema se había convertido en "el leitmotiv" del pleno, "cuando en realidad no es verdad que este equipo de gobierno olvida a la mayoría de los municipios de la provincia, ni mucho menos".

Así, el primero de los puntos con polémica fue el relativo al convenio de delegación de las facultades de los ayuntamientos para un ejercicio más eficaz y adecuado de las facultades de este organismo. El nuevo modelo permite el acceso a nuevos servicios como revisión de líneas catastrales o convocatorias para subvenciones. Este tema encendió la polémica entre el portavoz socialista, Isidro Rodríguez Plaza y la diputada de Economía, Chabela de la Torre, quien se mostró combativa y revocó con argumentos las palabras aseveradas de Plaza.

Así, el portavoz socialista indicó que a un total de 346 municipios de menos de 500 habitantes solo se les rebajará el 10% del cobro de impuestos, mientras que los "grandes municipios son los que se benefician", a lo que De la Torre destacó que no es así "y no se margina a los pueblos pequeños" y dio datos: "No es tan descabellado lo que proponemos porque el ayuntamiento de Guijuelo se ahorra un 50%, sí, pero uno pequeño como el de Encinas de Abajo se ahorra un 130,21%. Si eso es obviar y abandonar a los pueblos de menos de 500 habitantes...", dijo. La medida fue aprobada con los votos del Pp y la oposición del PSOE.

Otro punto conflictivo fue el relativo a la modificación de un expediente de crédito por octava vez, algo a lo que se negó el PSOE por las formas, pero que fue aprobado en el pleno por el PP porque según señaló De la Torre, "el dinero es dinero y lo importante no es de donde se saque sino que haya y pueda utilizarse".

La aprobación de la modificación de la ordenanza provincial reguladora de la gestión de obras, servicios y suministros incluidos en los planes provinciales fue otro tema polémico entre el diputado socialista Francisco Martín del Molino y el popular Antonio Luis Sánchez. Del Molino destacó la "poca confianza de la Diputación en sus alcaldes y concejales ya que un ayuntamiento no puede gastar cinco veces más en la contratación de una obra que si lo hace la Diputación. Es inadmisible. Así, se penaliza a los que más tienen en detrimento de los municipios más pequeños que usted, presidente de la Diputación prometió apoyar", senaló.

La respuesta no se hizo esperar y Antonio Luis Sánchez destacó que se trata de una "medida justa y una discriminación que se basa en la equidad por lo que no entiendo por qué han tomado como leitmotiv en este pleno el abandono de la Diputación de los municipios pequeños cuando es falso", destacó. Este punto se aprobó con los votos del PP.

Tres mociones del PSOE, rechazadas
Además, el grupo socialista presentó tres mociones más en el plenon que fueron rechazadas y no aprobadas por el pleno relativas a que la Junta de Castilla y León se haga cargo de los gastos de mantenimiento de los colegios públicos de la provincia, algo rechazado por el PP "al no contar con las competencias necesarias para ello".

Otra moción se refería al Plan Provincial de Empleo presentado por el PSOE que se basaba en el uso de más de dos millones de euros del remanente de tesorería de la Diputación para la contratación de 1.475 personas a media jornada o 675 a jornada completa y paliar así el déficit en el empleo, principal preocupación de los socialistas. No obstante, el PP rechazó la misma al no poder "asumir de nuevo las competencias" aunque comparte la situación de crisis y preocupación actuales.

Y la última propuesta rechazada tiene que ver con la solicitud a la Junta de castilla y León para que no haya subidas de las tarifas de transporte interurbano por encima del coste del IPC, hecho que también fue denegado.

Sí se aprobaron por unanimidad dos propuestas; la primera se refiere a la tasa por prestación del servicio de suministro de gua y la segunda, una moción conjunta de los dos grupos, relativa a las circunscripciones judiciales que plantea el Gobierno y que supondría una drástica reducción de los partidos judiciales de la provincia y que afectaría a Béjar, Peñaranda y Vitigudino.