El ‘céntimo sanitario’ colapsa las gasolineras de la ciudad

Cientos de salmantinos llenaron sus depĂłsitos antes de la subida de 5,6 cĂŠntimos

Las gasolineras de la ciudad fueron en la jornada del 29 de febrero un auténtico hervidero de vehículos de todo tipo que buscaban llenar el depósito antes de que el ‘céntimo sanitario’ impuesto por la Junta de Castilla y León incremente el valor del litro de gasolina 0,056 euros, o lo que es lo mismo, 3,36 euros para un depósito tipo de 60 litros.

Esta subida resulta de los 4,8 céntimos establecidos, a los que hay que sumar el 18% de IVA para la cifra final anteriormente expuesta. Por ello, los habitantes de la provincia y la capital aprovecharon la salida del trabajo para tener la opción de consumir un depósito al precio anterior al ‘céntimo sanitario’.

AsĂ­, los ciudadanos que usen habitualmente su coche para ir a trabajar no podrĂĄn repostar por menos de 1,445 euros por litro la gasolina y 1,354 euros el gasĂłleo. Por tanto, si se manejan datos de un vehĂ­culo estĂĄndar de 60 litros, llenarlo de gasolina supondrĂĄ un desembolso de mĂĄs de 83 euros y de gasĂłleo de casi 78, cuando hace algunos aĂąos el carburante se pagaba a mucho menos de un euro el litro.

AdemĂĄs, un automĂłvil que pueda recorrer entre 15.000 y 20.000 kilĂłmetros al aĂąo, puede gastar a mayores entre 56 y 136 euros, cifra que en tiempos de crisis ya es un agravante mĂĄs.

Esta medida, aprobada por Las Cortes el pasado martes es consecuencia de los ajustes econĂłmicos que lleva a cabo la administraciĂłn regional para apoyar a la sanidad pĂşblica y con el objeto de reducir el dĂŠficit y paliar el despilfarro que pagan, al final, los consumidores.

Posturas contrarias

No hay que olvidar que las asociaciones de transportistas estĂĄn en contra de esta medida ejecutada por la Junta de Castilla y LeĂłn porque seĂąalan que supone para el sector un incremento brutal de las pĂŠrdidas por ejercer su labor, a las que hay que sumar ya las derivadas por la crisis y su postura es totalmente contraria a ver incrementada esta tasa. De hecho, para los profesionales del sector, el incremento de 48 euros por cada mil litros de gasĂłleo supone mĂĄs de 2.000 euros al aĂąo por cada camiĂłn, con un consumo media de casi 50.000 litros.