El 98% de los conductores salmantinos lleva abrochado el cinturón de seguridad en la ciudad

Cinturon detail

La cuantía de la sanción por no llevar abrochado el cinturón de seguridad es de 200 euros y lleva aparejada la pérdida de tres puntos del carné.

El 98,6 por ciento de los conductores salmantinos y el 97,2 por ciento de los pasajeros de los asientos delanteros utiliza el cinturón de seguridad cuando circulan por la capital, tal y como se desprende de los controles e inspecciones llevados a cabo por la Policía Local de Salamanca entre los días 12 y 18 de septiembre.

 

En cuanto a los ocupantes de los asientos traseros, el 91 por ciento de los adultos y el 100 por ciento de los menores de 12 años utiliza correctamente los sistemas de protección infantil, unos datos que "incluso mejoran ligeramente los porcentajes de uso de las últimas campañas efectuadas".

 

Así lo ha dado a conocer el Ayuntamiento de Salamanca, después de las inspecciones llevadas a cabo por la Policía Local durante la semana pasada, en la que los agentes controlaron 3.126 vehículos.

 

En ellos, los policías locales comprobaron que no utilizaban los cinturones de seguridad un total de 42 conductores, así como 22 pasajeros delanteros (sobre 799 controlados) y 27 ocupantes de plazas traseras (sobre 297 controlados). Los 39 menores de 12 años controlados viajaban con los correspondientes sistemas de protección infantil.

 

La cuantía de la sanción por no llevar abrochado el cinturón de seguridad es de 200 euros y lleva aparejada la pérdida de tres puntos del carné, ha recordado el Ayuntamiento de Salamanca.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: