El 92 % de los casos graves establecidos como prioridad clínica se operan antes de 30 días

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

La demora media es de 15 días en los casos englobados en la categoría de prioridad 1 y de 58 en los de prioridad 2. Durante el primer trimestre del año se realizaron 3.943 intervenciones de prioridad 1 y la media de días que se tardó en operar a los pacientes fue de 22.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha explicado hoy los datos correspondientes a la lista de espera quirúrgica del primer trimestre de 2014, periodo en el que se ha comenzado a aplicar la priorización de las intervenciones según la gravedad, con lo que se ha conseguido que el 91,9 % de los casos más graves se operen en menos de 30 días, con una demora media de 15 días.

 

Los criterios para la inclusión en cada una de las prioridades son establecidos por los facultativos en el momento de indicar la intervención quirúrgica y así se registran en los sistemas de información de acuerdo con lo señalado en el Real Decreto 605/2003, de 23 de mayo, que establece las medidas para el tratamiento homogéneo de la información sobre listas de espera en el Sistema Nacional de Salud.

 

Así, según las prioridades clínicas, se instauran tres categorías: prioridad 1, para pacientes cuyo tratamiento quirúrgico, siendo programable, no admite una demora superior a 30 días; prioridad 2, para aquellos cuya situación clínica o social admite una demora relativa, siendo recomendable la intervención en un plazo inferior a 90 días, y prioridad 3, para pacientes cuya patología permite la demora del tratamiento, ya que aquella no produce secuelas importantes.

 

 

EN FUNCIÓN DE GRAVEDAD

 

En este sentido, el consejero ha explicado la necesidad de priorizar las intervenciones en función de la gravedad de los casos y no solo de acuerdo con el tiempo global de demora, recordando que los datos por especialidades aportan poca información; ha puesto como ejemplo la demora media en urología, de 68 días, un dato insuficiente y que discrimina poco, ya que al calcularlo da el mismo peso, por ejemplo, a la demora para una intervención de fimosis que a la de un paciente con cáncer de vejiga.

 

La Consejería de Sanidad ha priorizado las intervenciones de los casos graves (oncológicos, cirugía cardíaca no valvular, parte de la cirugía vascular) determinados por las prioridades clínicas. Según estos criterios, los hospitales de Castilla y León realizaron en el primer trimestre de 2014 un total 3.943 intervenciones a pacientes clasificados como prioridad 1 y a 31 de marzo estaban en espera 1.067 casos con esta prioridad, con una demora media de 15 días. El 91,9 % de los pacientes de prioridad 1 esperan menos de 30 días para ser intervenidos.

 

Así pues, en esta fecha la demora media de los pacientes de prioridad 1 era de 15 días, mientras que la espera media (días que han esperado los pacientes ya operados) de los 3.943 intervenidos en el primer trimestre ha sido de 22 días. Los pacientes en espera de prioridad 2 eran 4.064 con una demora media de 58 días, el 81,2 % no superan los 90 días de espera. Y los incluidos en prioridad 3, 26.328 con una demora media de 89 días; el 89,2 % por debajo de la demora establecida con criterios clínicos.

 

 

SEGUIMIENTO DIARIO

Sáez ha explicado también que el seguimiento realizado sobre los casos graves se realiza diariamente. De los 86 pacientes que han superado los 30 días de espera, la mayor parte (54) ya han sido intervenidos a fecha de hoy; en 7 casos se ha aplazado la intervención por criterios clínicos (biopsia, radioterapia previa a la cirugía o reclasificación); 15 casos ya tiene fecha de intervención, y 10 están pendientes. En estos dos últimos grupos se trata de procesos prioritarios no graves que incluyen hemorroides, hernia inguinal o trastornos óseos y de cartílagos.

 

En términos generales, en el primer trimestre del año 31.459 personas se encontraban esperando una intervención. Si bien, como es habitual en esta época del año, la lista ha experimentado un aumento 3.153 pacientes, sin embargo se ha roto la tendencia de incremento de años previos de la demora media con un descenso de un día.

 

Por último, el consejero ha recordado también que la información sobre esperas quirúrgicas se facilitará de acuerdo con los criterios de gravedad y de prioridad clínica. No obstante, en el portal Salud de la Junta de Castilla y León se ha incluido la información que tradicionalmente se facilitaba con los datos globales de demora, por hospitales y por especialidades.