El 90% de la plantilla de la Policía Local de Salamanca, contra su jefe y "sus chollitos"

Los representantes de los sindicatos de la Policía temen represalias de su jefe por defender sus derechos, al tiempo que califican como "una irresponsabilidad esta medida electoralista por falta de personal" que va en detrimento de la seguridad de los ciudadanos.

La Policía Local de Salamanca ha dicho basta; la mitad de la plantilla se ha lanzado a la calle (la otra mitad se encontraba de servicio y no puede manifestarse) para protestar contra las medidas dictatoriales del jefe de la Policía, José Manuel Fernández, y contra el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, por no destituirle de su cargo y colocarle 'a dedo'.

 

Con gritos de "Jota vete ya, Jota vete ya, Jota vete ya..." y "Fuera, fuera, fuera..." y con pancartas que rezaban "¿El Sheriff de Coslada? Tenemos la versión mejorada" o "Con un jefe alterado caemos en picado", casi un centenar de Policías Locales tiró petardos, protestó y lanzó consignas contra su jefe y el alcalde Fernández Mañueco.

 

(Fotos: Chema Díez)

 

Una de las reivindicaciones principales se centra en la Policía de Barrio. "No estamos en contra de esta medida, ni mucho menos, pero sí en la manera en la que la quieren implantar. Según su propuesta, trabajaríamos fines de semana y noches con una merma de dos coches patrullas por turno en la noche y de cuatro los fines de semana. Hemos tratado de hacerle llegar al ayuntamiento nuestra propuesta, con la que se cubren todos los turnos para que sea viable, pero ha optado por ni siquiera escucharla".

 

Así lo ha denunciado el delegado sindical del sindicato SSPM, Javier Gangoso, quien ha criticado además que les han impuesto lo que ellos quieren por la cercanía de las elecciones. "Todo esto lo están sacando muy deprisa porque hay elecciones el 24 de mayo. En caso contrario, lo mismo les da implantar la Policía de Barrio tres meses más tarde. De hecho, el propio alcalde, en un comunicado indicó que no iba a haber ninguna negociación. Pero se ha saltado todo por delante y ahora sí quiere imponer esto; es un engaño y una irresponsabilidad con este número de efectivos. Se va a notar y mucho la falta de Policía", indicó Gangoso.

 

 

Los sindicatos destacan que esta Policía de Barrio ya se desestimó cuando había 210 agentes y ahora que hay 150, quien imponerla, denunciaron los tres portavoces presentes.

 

"Puede ser que en algún barrio vean más Policías, pero los van a dejar de ver por la noche y los fines de semana. Es una irresponsabilidad", denuncia con rotunidad Gangoso.

 

No en vano, reparte las culpas entre el alcalde Fernández Mañueco, y el jefe de la Policía Local de Salamanca, José Manuel Fernández. "Está claro que ha sido el alcalde el que ha querido imponer la Policía de Barrio pero el que la ha ejecutado y de esta manera es el jefe, que ha hecho otra propuesta que perjudica nuestros derechos y los de los ciudadanos. Va a haber falta de personal hasta que entren los nuevos agentes, que como muy pronto lo harán a finales del año 2016".

 

No en vano, el que "puso al jefe de la Policía Local a dedo fue el alcalde y tiene que asumir sus responsabilidades. En las reuniones informales, nos han dejado claro que no van a cambiar su propuesta y no han contado con nadie de la Poicía. Aquí se ve poco personal porque el 50% de la plantilla está trabajando, pero el 90% está en contra de las medidas que está adoptando el jefe. Pero no solo la Policía de Barrio, con todo".

 

De hecho, Gangoso denuncia que el jefe "está haciendo chollitos, grupitos, para los más amigos y no nos gusta como tenemos que trabajar de cara al exterior. Los hosteleros, el uso de la grúa... todo lo que ha puesto en marcha no vale. Policías en bici, perros... pero nadie ve en la calle a los policías que pueden ayudar".