El 61% de los parados castellanoleoneses lleva más de un año buscando un empleo

En España, el porcentaje de desempleados que llevan más de un año buscando trabajo se ha duplicado desde 2007

Una de las prioridades en materia laboral en la actualidad es reducir el tiempo de búsqueda de empleo de los parados. Consiguiéndolo, se minimizaría el impacto negativo de vivir en situación de desempleo produce a todos los niveles. No solo se trata de intentar facilitar la reinserción en el mercado laboral de las personas que trabajaban anteriormente, sino también de lograr mejorar el acceso de muchos jóvenes a su primer empleo. La empresa líder en soluciones de recursos humanos, Randstad, interesada por esta realidad, ha analizado los últimos datos de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el tiempo de búsqueda de empleo de los trabajadores parados.


Según los datos estudiados, en el tercer trimestre de 2013 de los 231.900 parados castellanoleoneses, el 61% (unos 142.000) llevaba más de un año buscando un empleo. Un total aproximado de 56.900 desempleados intentaban encontrar un trabajo desde hacía más de 12 meses y menos de 24, mientras que otros 85.100 habían dedicado ya más de dos años.


En España, en el tercer trimestre de 2013 el número de parados ascendía a 5.576.400, de los que el 62% se encontraba buscando empleo desde hacía más de un año, unas 3.439.900. De éstos, llevaban dos años o más intentando conseguir un trabajo unos 2.165.100 (39% del total de desempleados), y entre 12 meses y menos de dos años unas 1.275.700 (23% del total).


Si se comparan estas cifras con las registradas antes de la crisis económica, no solo se constata el aumento en estos años del número de parados (de 1.484.300 en 2007 a 5.576.400 en 2013, durante el tercer trimestre), sino que el porcentaje de desempleados de larga duración se ha incrementado de forma más pronunciada, duplicándose. En el tercer trimestre de 2007 eran 387.100 las personas que llevaban más de un año sin trabajar buscando un empleo, lo que suponía el 26% del total de desempleados de entonces, muy lejos del 62% actual de 2013.


En el tercer trimestre del año en curso se contabilizaron 2.968.600 hombres desempleados, de los que el 62% llevaba más de un año en paro (1.837.200). De éstos, 1.160.300 buscaban un empleo desde hacía más de dos años, y 676.900 entre 12 meses y menos de dos años.
De las 2.669.900 mujeres paradas, el 60% (1.602.500) intentaba entrar en el mercado laboral desde hacía más de 12 meses. Concretamente, unas 1.004.800 estaban en esa situación desde hacía más de dos años y 592.600 llevaban entre 12 meses y menos de dos años.

 

Asimismo, en lo que se refiere a grupos de edad, el 29% de los parados (1.625.500), eran jóvenes de entre 16 y 29 años. De éstos, más de la mitad (52%, unos 851.000) presentaban tiempos de búsqueda elevados. Entre 12 meses y menos de dos años llevaban buscando trabajo unos 383.100 jóvenes, y 24 meses o más otros 467.900.


En personas de más edad, se eleva el porcentaje de parados con una duración de búsqueda de empleo de más de un año. Concretamente, en el grupo de 30 a 44 años se registraron 2.228.500 desempleados, de los que el 62% (1.383.500) llevaban más de 12 meses intentando incorporarse al mercado laboral. En el caso de los mayores de 45 años (1.747.500), el porcentaje de búsqueda de más de un año en parados ascendía al 69% (1.222.000).


Causas del desempleo de larga duración
Entre otras, una de las causas del desempleo de larga duración es la “inactividad a la hora de buscar empleo, ya que querer trabajar no es lo mismo que buscar activamente empleo”, señala Carmen Sebrango, directora de Outplacement de Randstad.


En su opinión, “esta ausencia de búsqueda activa de empleo puede deberse a la falta de conocimientos para hacerlo y de herramientas”. En el caso de personas que ya han trabajado con anterioridad, un programa de Outplacement proporciona a las personas formación específica en técnicas de búsqueda de empleo y herramientas, que aceleran su reincorporación en el mercado. “Desde el departamento de Outplacement de Randstad constatamos cómo las personas que pasan por un programa de Outplacement consiguen reincorporarse al mercado laboral en una media de 6-7 meses, reduciendo este tiempo de inactividad a la mitad, frente a las personas que no reciben un acompañamiento”, asegura Sebrango.


Castilla-La Mancha y Canarias, las CC.AA. con un mayor índice
Las comunidades autónomas con un índice más elevado de porcentaje de parados de más de un año dentro de sus regiones son Castilla-La Mancha (68%) y Canarias (64%). En el lado opuesto se sitúan con un 55% Navarra, y con un 58% La Rioja, Aragón, Islas Baleares y Murcia.


Si atendemos únicamente al número total de desempleados que están buscando empleo desde hace más de 12 meses, las comunidades autónomas que lideran el ranking son Andalucía (858.100), Cataluña (477.800), Comunidad Valenciana (406.100), Comunidad de Madrid (392.100) y Canarias (238.600). Mientras, La Rioja (15.600), Navarra (28.500) y Cantabria (31.500) son las regiones con un menor número.