El 60% de los españoles "se olvida de sus difuntos" después de 10 años

En España "se va perdiendo más el miedo a la muerte" y la tendencia hacia la incineración, por contra del tradicional entierro, está aumentando

El 60% de los españoles "se olvida de sus difuntos" a los diez años de su fallecimiento, según indicó este martes el grupo de servicios funerarios Funespaña al constatar que, pasado este tiempo, las familias "no renuevan la unidad de enterramiento".

Con motivo del Día de Todos los Santos que se celebra hoy, el director de comunicación de Funespaña, Jesús Pozo, aseguró que "la gente empieza a olvidarse de sus difuntos pasados los diez años, cuando hay que renovar la unidad de enterramiento".

En esta línea, apuntó que cada vez en España "se va perdiendo más el miedo a la muerte" y la tendencia hacia la incineración, por contra del tradicional entierro, está aumentando. Actualmente la media a nivel nacional de la incineración es del "24%", si bien existen ciudades que ya han superado el 50% como Sevilla.

Además, Pozo señaló que la tendencia de instalar columbarios en los estadios de fútbol está adquiriendo gran relevancia. Equipos como el Atlético de Madrid o el Espanyol ya disponen de este espacio para colocar las urnas cinerarias en su campo y otros equipos, como el Real Madrid o el Valencia, lo están sopesando. "Es una tendencia a organizar el enterramiento en zonas donde te sientes con una colectividad, en vez de en un cementerio", argumentó.

Por otro lado, apuntó que una "interesante actuación" que está llevando a cabo la Unión Europea en camposantos históricos de todos los países europeos es "revitalizar los cementerios a través de la cultura, la historia y el arte" con el fin de que "cobren vida".

Música en los Camposantos
Así, en ciudades como Granada, Murcia o Córdoba se celebrarán durante estos días conciertos de música jazz, soul o clásica, rutas gastronómicas y hasta una imitación de la celebración del "día de la muerte de los mexicanos".

Sobre el precio de un entierro, Pozo apuntó que todo depende de lo que los familiares se quieran gastar en el fallecido. No obstante, señaló que "la media está entre 2.000 y 3.000 euros". En cuanto a incineraciones, entre "300 y 600 euros".

Sin embargo, desde Funespaña advierten de que estos gastos no suelen recaer directamente hacia las familias ya que en España cerca del "70%" de servicios funerarios corren a cuenta de un "seguro de deceso".