El 54,3% de los castellanos y leoneses afirma reciclar vidrio por conciencia medioambiental

Se ocupan más del reciclado de vidrio como tarea doméstica, los que viven en pareja o están casados
El 54,3% de los castellanos y leoneses encuestados afirma que su principal motivo para reciclar vidrio radica en su conciencia medioambiental. Además, un 14,2% afirma creer en las ventajas del reciclaje. Estas son algunas de las principales conclusiones que se desprenden del último estudio llevado a cabo por la empresa Quor, para Ecovidrio.

Además, y a nivel nacional, un 38% de las mujeres afirma que el reciclado de vidrio continúa siendo uno de sus hábitos domésticos, frente a un 21,4% de los hombres. Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del último estudio cuantitativo llevado a cabo por la empresa de estudios de mercado Quor para Ecovidrio (asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en los contenedores de toda España).

Por otro lado, respecto al estado civil de los que reciclan vidrio, parece que la balanza se inclina hacia los que viven en pareja o están casados (32,5% afirma que se ocupa de separar y reciclar vidrio de manera habitual, entre otras tareas domésticas), frente a los solteros (26,1%). El porcentaje de los que se ocupan de reciclar vidrio con otros estados civiles asciende a un 36,5%.

Respecto a los motivos por los que los españoles afirman reciclar vidrio, para un 59,5% de los hombres, la razón es puramente medioambiental, frente a un 57,8% de mujeres. Además, hombres y mujeres también coinciden en señalar como segunda razón para el reciclado de envases de vidrio, la creencia en las ventajas del reciclaje (16,6% de hombre y 19,1% de mujeres).

Si nos centramos en las franjas de edad de los encuestados, los encargados de separar y reciclar vidrio son mayoritariamente los ciudadanos de entre 55 y 65 años (un 35,5%), mientras que los menos concienciados con la materia son los jóvenes de entre 18 y 24 años (un 18,8%).

Los encuestados mayoritariamente son conscientes de que, un gesto tan sencillo como separar las botellas, frascos y tarros que son depositados en los iglúes, hace que se reduzca el consumo de energía, se ahorren materias primas, y se disminuyan los vertederos y la contaminación del aire. Otra premisa que ha ido calando entre los ciudadanos, tal y como refleja el estudio, es que nunca hay que depositar porcelana, cerámica, loza, copas y vasos de cristal, así como tapones en estos contenedores, ya que provocan la ruptura de la cadena del reciclado.

Las mujeres prefieren mayoritariamente el actual sistema de reciclado por su comodidad

En este estudio también se ha consultado a los ciudadanos sobre un nuevo modelo de sistema de reciclado que implicaría la puesta a disposición del mismo, de máquinas en las que depositar los residuos (conocido como Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) de envases. Dicho modelo está siendo estudiado para su implantación en nuestro país, frente al actual sistema de gestión llevado a cabo por Ecovidrio, y basado en el modelo de contenedores.

Este nuevo sistema supondría el incremento de 0,25 céntimos de euro por cada producto envasado; una vez consumido, el ciudadano deberá desplazarse para depositar los envases en máquinas instaladas en grandes superficies comerciales para recuperar el dinero pagado por adelantado. Los envases depositados en esas máquinas serán trasladados a las plantas de tratamiento para comenzar con el ciclo de reciclado ya existente con la gestión actual de contenedores.

Según los datos del estudio, un 37,7% de los hombres y un 38,8% de mujeres afirman que no se desplazará a los centros comerciales dotados con las nuevas máquinas, para reciclar los envases.

Respecto a la comodidad de ambos sistemas, un 79,5% afirma que el actual modelo de contenedores es más cómodo, frente a un 14,2% que sostiene que el nuevo sistema basado en las máquinas, es más cómodo. Dentro del grupo de los que afirman que los contenedores son más cómodos a la hora de reciclar, un 77,2% son hombres, y un 81% mujeres. Por su parte, dentro de los que sostienen que las máquinas son más cómodas, un 15,2% son hombres, y un 13,6% mujeres.

Ficha técnica del estudio cuantitativo Quor

Universo objeto de estudio: población general de 18 a 65 años residentes en el territorio español, excepto Ceuta y Melilla.

Diseño muestral, tamaño de la muestra: 2.500 entrevistas telefónicas lo que supone un margen de error muestral* de e = ± 2,0% (para un nivel de confianza del 95,5%, 2 s respecto de m, siendo p = q = 0,5) para todas las estimaciones que se quieran realizar sobre este colectivo.

Distribución de la muestra: las 2.500 entrevistas, con posterioridad, han sido ponderadas, equilibradas según el peso de la población de cada Comunidad Autónoma y tamaño de hábitat sobre el total nacional.

Tiempo de realización del estudio: 13 – 27 de junio de 2011.

Ecovidrio, modelo eficaz de gestión y facilitador de reciclado para ciudadanos

Ecovidrio lleva trabajando y funcionando desde hace 16 años como Sistema Integrado de Gestión encargado del reciclado de los residuos de envases de vidrio depositados en los contenedores de España. Ecovidrio es un sistema eficaz porque con una inversión inferior a la realizada por otros modelos en Europa, y logrando poner en marcha un gran despliegue de infraestructuras para la recogida y gestión de los envases de vidrio, superior a la media de Europa, ha conseguido un importante índice de sensibilización en la población.

Ecovidrio es una asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en los contenedores de toda España. Ecovidrio se encarga de gestionar la recogida selectiva de envases de vidrio mediante la instalación de contenedores para facilitar la colaboración ciudadana y garantizando su reciclado. Además, realiza campañas de sensibilización ciudadana y promueve la prevención estimulando la reducción del volumen de los residuos que se generan.

Recordamos que el 100% del vidrio depositado en los contenedores se recicla y es usado para fabricar nuevos envases de vidrio, logrando numerosos beneficios medioambientales.