El 12% de los pacientes con dolor lo sufre de manera aguda, impredecible y durante poco tiempo

El Colegio Fonseca acoge el XI Simposio Nacional sobre Estudio y Tratamiento del Dolor

Entre el 10 y el 12 por ciento de los pacientes que acuden al sistema sanitario aquejados de dolores lo hace sufriendo el que se conoce como irruptivo, que es “agudo e impredecible” y que se mantiene durante un corto periodo de tiempo.

De ahí que este asunto sea uno de los principales temas tratados en el XI Simposio Nacional sobre Estudio y Tratamiento del Dolor, que ha celebrado este jueves la Sociedad Castellano Leonesa de Dolor en el Colegio Arzobispo Fonseca de Salamanca.

En esta cita, los profesionales también han debatido sobre otros asuntos como el Qutenza, la nueva generación de analgésicos de acción central como el Tapentadol y la neuroestimulación en la médula espinal para el tratamiento del dolor.

Así lo han apuntado el coordinador científico de la jornada, Clemente Muriel, el presidente de la Sociedad Castellano Leonesa del Dolor, Juan Manuel Vaca, y el oncólogo del Hospital Universitario de Salamanca, César Rodríguez.

Refiriéndose al dolor irruptivo, han dicho que se presenta principalmente en pacientes con cáncer, que ya toman opiáceos para tratar otros dolores y que necesitan medicamentos específicos para hacer frente a la nueva situación.

Según César Rodríguez, debido a su aparición “rápida” y que luego no permanece más allá en principio de unos 30 minutos, se debe identificar con premura y tratar de manera adecuada, con medicamentos que hagan efecto inmediato y que no se dilaten en el tiempo para evitar, una vez superado, un sobretratamiento.

TRATAMIENTO MULTIDISCIPLINAR

En este encuentro con los medios, el presidente de la Sociedad Castellano Leonesa del Dolor se ha referido al “importante” trabajo que se desempeña en las unidades del dolor aunque ha dicho que su progresión no se vería “frenada” si estos organismos fuesen más multidisciplinares.

Juan Manuel Vaca ha indicado que las unidades se enmarcan en los departamentos de anestesiólogos y que sería conveniente un mayor número de profesionales dependientes de otros campos de la medicina y la psicología, por ejemplo.

No obstante, el responsable de la Unidad del Dolor de Salamanca y coordinador científico del encuentro, Clemente Muriel, ha destacado que los trabajos que se llevan a cabo en estas unidades son de primera línea y que un carácter más multidisciplinar no se da “ni en Estados Unidos”.