Egipto y Marruecos prohíben la proyección de la película 'Exodus'

Exodus: Dioses y reyes

Los gobiernos de Egipto y Marruecos han anunciado su decisión de prohibir la proyección de la película 'Exodus', dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Christian Bale, según han informado varios medios locales.

Los gobiernos de Egipto y Marruecos han anunciado su decisión de prohibir la proyección de la película 'Exodus', dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Christian Bale, según han informado varios medios locales.

La cancelación de la película en Marruecos tuvo lugar pocas horas antes de su estreno, según ha informado la revista 'Tel Qel', que asegura que el director de un cine de Casablanca ha asegurado haber recibido "amenazas" del Centro Cinematográfico Marroquí (CCM).

"Tenemos un permiso de explotación y no hemos recibido ningún correo por escrito", ha dicho Hasán Belkadi, quien se ha preguntado por qué la película no puede proyectarse "si está disponible en el mercado negro". El cine Rif de Casablanca no es una excepción, ya que la película no se ha estrenado en el país a pesar de que estaba previsto que lo hiciera el 24 de diciembre.

Por su parte, el Ministerio de Cultura egipcio ha anunciado que su decisión se debe a las "falacias" históricas y religiosas que contiene la película, en la que aparece la figura bíblica de Moisés, considerado un profeta por el Islam, tal y como ha recogido el diario 'Youm7'.

"Contiene falacias históricas. Por ello hemos decidido prohibirla sin consultar a ninguna otra entidad", ha dicho el director de la Oficina de Censura, Abdul Sattar Fazi, quien ha negado que las autoridades hayan consultado a la Universidad de Al Azhar antes de tomar la decisión.

Así, ha argumentado que la película presenta a Moisés como un general, y no un profeta, al tiempo que ha hecho referencia a que la grabación trata la división de las aguas como provocada por un terremoto y no a causa de un milagro lo que "no es negociable".

Otras de las críticas de las autoridades egipcias a la película de Scott es que presente a esclavos judíos como parte de los trabajadores que construyeron las pirámides y la gran esfinge, a pesar de que está aceptado que las construcciones fueron llevadas a cabo siglos antes de la existencia del patriarca Abraham.

La película había provocado críticas previamente debido a que los actores que representan a personajes de Oriente Próximo y el Norte de África sean todos occidentales. En respuesta, el magnate Rupert Murdoch, director ejecutivo de 21st Century Fox dijo: 'La película de Moisés criticada en Twitter porque los actores son blancos. ¿Desde cuando los egipcios no lo son? Todos los que conozco lo son'.