Eficacia azulgrana para alcanzar la final de Copa

Los jugadores del FC Barcelona celebran uno de los tantos que marcaron en el Madrigal

El FC Barcelona alcanzó la final de la Copa del Rey este miércoles gracias a una victoria con lo justo y mucha pegada (1-3) en el duelo de vuelta de semifinales en El Madrigal, un triunfo que contó de nuevo con el olfato del tridente culé --dos de Neymar y uno de Suárez-- liderado por la imaginación de Leo Messi.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

VILLARREAL CF: Asenjo; Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Costa; Jonathan, Pina, Trigueros (Moi Gomez, min.75); Cheryshev (Campbell, min.70), Vietto y Uche (Giovani dos Santos, min.62).

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Montoya, Piqué, Mascherano (Rakitic, min.76), Jordi Alba; Sergio Busquets (Mathieu, min.42), Rafinha (Xavi, min.64), Iniesta; Messi, Neymar y Luis Suárez.

 

GOLES

   0 - 1, min.3, Neymar.

   1 - 1, min.39, Jonathan.

   1 - 2, min.73, Luis Suárez.

   1 - 3, min.88, Neymar.

 

ÁRBITRO: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amonestó a Jonathan (min.36), Cheryshev (min.38) y Campbell (min.82) por parte del Villarreal. Y a Piqué (min.50) en el Barcelona. Expulsó por roja directa (min.65) a Pina en el Villarreal.

 

ESTADIO: El Madrigal.

Dijo el técnico azulgrana en la previa que no iban a casa del 'submarino' "a ver lo que" pasaba, pero los de Luis Enrique fueron espectadores durante muchos minutos. Eso sí, en los tres primeros un Barça que repite final copera (la quinta desde 2009) había hecho los deberes. El Villarreal se encontró con un gol a las primeras de cambio de Neymar --bien entendido con Suárez y, una vez más, con Messi en la diagonal--, pero lo intentó hasta el final.

 

Los de Marcelino García Toral sí fueron fieles una vez más a su apuesta vertical y amable con el balón. Sin embargo, el acierto no fue el requerido en estos casos y la losa, que ya era grande desde el Camp Nou (3-1), se fue haciendo cada vez más grande. Antes del descanso Jonathan hizo justicia trayendo el empate a El Madrigal, pero en la segunda mitad la expulsión de Pina en el minuto 65 terminó haciendo un imposible de la empresa amarilla.

 

Aún así, el Villarreal dejó buena imagen en su intento por alcanzar su primera final. Los de 'Lucho', en cambio, fueron protagonistas en chispazos de calidad. Venía a por el pase y con el temprano gol de Neymar, el Barça renunció a todo salvo a ver pasar el reloj. El resultadismo visitante se saldó con una pobre primera mitad, donde el cuadro catalán buscó alguna posesión larga pero el resumen fue la imagen de un Villarreal intentando meterse en la eliminatoria.

 

Así, y quitando los intentos de Messi de repetir la jugada del gol, Ter Stegen tocó más balones que el medio del campo y la zona de ataque culé durante los primeros 45 minutos. Con la facilidad para incorporar jugadores arriba, el Villarreal arrinconó a su rival. La defensa culé se vio superada en numerosas ocasiones y sólo el ansia local, contraproducente en estos casos, o las intervenciones del meta alemán evitaron los goles amarillos.

 

Jaume Costa se aprovechó de un Montoya fuera de honda, titular por Alves, y por la banda izquierda local llegaron muchos problemas. Cheryshev, Vietto y Uche tuvieron serias ocasiones para castigar la primera mitad contemplativa del Barça pero no fue hasta el minuto 39 cuando el Villarreal vio recompensado su trabajo. El castigo fue doble para los de Luis Enrique ya que en el inicio de la jugada del gol Pina pisó el tobillo de Busquets y el recién renovado azulgrana tuvo que ser sustituido.

 

El pase de Pina lo recogió Cheryshev, para abrir a la banda de Costa y que éste encontrase en el segundo palo al ex azulgrana. El tanto del menor de los Dos Santos no terminó de espabilar a un Barça que saltó a la segunda mitad confiando en un destello o chispazo del tridente para sentenciar a su animoso rival. Tras el paso por los vestuarios, los de Luis Enrique trataron al menos de frenar el ímpetu local con mayor posesión y menos riegos.

 

Con las ideas claras, mordiendo arriba a un Barcelona timorato, pero la pólvora mojada, los de Marcelino siguieron asomando con peligro hasta que, con un jugador menos, comenzó a llegar la rendición local. Pina, tras una dura entrada a Neymar, salió antes de tiempo del campo. Ahí entró Xavi, más control para el Barça, y el Villarreal despertó poco a poco del sueño copero con el tanto de Suárez (1-2).

 

Los de Luis Enrique, que disfrutaron del oficio de un Mascherano apercibido de sanción, pudieron matar a la contra y terminaron haciéndolo por medio de Neymar. El brasileño, con doblete para recuperar su mejor versión, Suárez, que ya ve puerta tres partidos seguidos, y Messi, presente en todas las zonas del campo, se bastaron para amarrar la primera final de la 'era Luis Enrique'. El proyecto azulgrana de 'Lucho' reserva plaza para el próximo 30 de mayo. 

Noticias relacionadas