Educación recuerda que el precio del menú escolar bajó este curso un 6% respecto al anterior

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha aclarado que el precio del menú escolar ha descendido este curso un seis por ciento respecto al anterior hasta situarse en 4,17 euros de media.

   

El Ejecutivo autonómico ha respondido a las críticas de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) sobre la caída en toda España de usuarios del servicio de comedor escolar debido a la supresión de becas.

 

La Consejería de Educación ha señalado que con los nuevos contratos de comedor escolar se ha buscado como objetivo "la mejora de la calidad" de acuerdo con los parámetros del 'Documento de Consenso sobre la Alimentación en los Centros Educativos' elaborado por la Agencia Estatal de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

 

En este aspecto, Educación ha indicado que se han incrementado incluso los requerimientos para "garantizar la mejor alimentación" a los 30.000 escolares de Castilla y León que diariamente son usuarios fijos de este servicio y los casi 5.000 esporádicos que en ocasiones utilizan dicho servicio. Asimismo, para su elaboración la Consejería contó con la colaboración del Departamento de Dietética y Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid (UVA), con "especial atención" en el adecuado cuidado de los escolares y su educación en unos buenos hábitos dietético-nutricionales.

 

Así, el precio medio en la Comunidad ha pasado de los 4,42 euros por menú diario el curso pasado a los 4,17 euros por menú en el presente curso escolar, lo que supone una disminución de un seis por ciento en el precio.

 

Esta mejora, junto con el mantenimiento del sistema de becas de comedor escolar que se conceden a todos aquellos usuarios cuyas familias presenten carencias de tipo socio-económico o situaciones familiares desfavorables, "garantiza el acceso a este servicio de todo el alumnado que lo necesite en los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad".

 

Así, del coste total del servicio que supone en torno a 32 millones de euros, la Junta de Castilla y León aporta la mitad de este presupuesto vía becas de comedor y transportados de zonas rurales, según las mismas fuentes.

 

Los indicadores finales de este concurso público han llevado, tal como ha afirmado el Gobierno de la Comunidad, a una disminución del precio medio del menú en todas las provincias; se ha "incrementado la calidad" de los menús en aspectos nutricionales como "mayor oferta de fruta fresca, mayor rotación de verduras y disminución de fritos y precocinados".

 

Finalmente, la Consejería ha destacado que todas las empresas adjudicatarias del servicio han acreditado la existencia de departamentos dietético-nutricionales dotados de dietistas y tecnólogos de los alimentos que se dedicarán durante la ejecución del contrato a "la mejora continua de la calidad objetiva de los alimentos y a la supervisión de la satisfacción de alumnos y familias".

 

LÍNEA FRÍA

 

En cuanto a la modalidad de prestación del servicio, Educación ha hecho mención al sistema de ágape en línea fría que se introdujo en el anterior contrato -en el año 2009- en la mitad de los colegios que prestan el servicio, implantado en la actualidad en 250 centros de un total de 445.

 

Para la Consejería, este servicio es "un sistema más solidario y equitativo" para el conjunto de alumnos, pues "permite acceso al servicio con seguridad y garantía de dieta equilibrada a todo el alumnado, independientemente de la patología alimentaria que pudiera presentar o de la localización geográfica del centro", lo que "beneficia particularmente al medio rural".