Educación: Primer desafío del nuevo Gobierno en la búsqueda de un pacto y el futuro de las reválidas

Aula, clase, alumnos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido a abordar un Pacto Nacional por la Educación en seis meses, y a suspender los efectos académicos de las pruebas finales de ESO y Bachillerato hasta que se alcance el acuerdo.

Pese a que, como los socialistas, la mayor parte de los grupos parlamentarios son partidarios de la derogación de la LOMCE y de aprobar una nueva ley en base al pacto, el líder del Ejecutivo subrayó durante su discurso de investidura que se harán modificaciones pero que en ningún caso se cambiará la normativa actual, cuya implantación finaliza este curso, por otra nueva.

 

En todo caso, el todavía ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha dado los primeros pasos hacia este posible pacto tras reunirse con las principales organizaciones de la comunidad educativa --sindicatos, organizaciones de padres, de profesores, patronales, estudiantes-- durante los meses de septiembre y octubre. La mayoría de sus representantes se mostraron escépticos tras la propuesta del titular de Educación.

 

El Ejecutivo tiene que aprobar de manera inmediata, en base a ese pacto de investidura con Ciudadanos un decreto que modifique el calendario de aplicación de la LOMCE para suspender los efectos académicos de las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato, conocidas como 'reválidas' hasta que se alcance el pacto educativo.

 

Aunque la ley y el decreto que regulan estas pruebas prevén que este curso no sean necesarias para obtener el título de ambas etapas y, en el caso de la de la ESO, no impidan a los que la suspendan pasar a Bachillerato o a FP de grado medio, el Ministerio de Educación quiere con esta norma que sigan sin tener consecuencias académicas en los siguientes si no se ha alcanzado el consenso en Educación.

 

Otra de las cuestiones que tendrá que regular por el trámite de urgencia es la orden ministerial que establece las características de estas evaluaciones, que en el caso de Bachillerato es especialmente necesaria porque es la que va a sustituir este curso a la antigua PAU (Selectividad).

 

Los alumnos de 2º de Bachillerato todavía no saben en qué van a consistir exactamente estas pruebas para acceder a la Universidad, dos meses después del arranque del curso académico.

 

El ministerio acordó con los rectores que la nueva evaluación fuera lo más parecida posible a la PAU para mantener el llamado 'distrito único', el que permite que los alumnos puedan acceder a cualquiera de las universidades españolas sin tener que someterse a procesos de selección en cada campus.

 

Otra de los objetivos de la Legislatura en materia educativa tiene que ver con la reducción de la tasa de abandono escolar temprano --jóvenes entre 18 y 24 años que no han acabado la educación obligatoria--. La Unión Europea ha fijado para España bajar al 15% en 2020. En la pasada Legislatura, el descenso fue de seis puntos.

Comentarios

Realidad 31/10/2016 21:36 #2
Los que hacen comentarios despectivos de los profesores tenían que estar las horas que están ellos aguantando a niños molestos y maleducados. Tienen muchísima suerte algunos padres que critican a los docentes, de poderse librar por unas horas de sus monstruitos, a los que no han sabido educar o han pasado de hacerlo, gracias a que están en los colegios.Por eso piden que haya más días de clase, para no estar con sus hijos, porque el que aprendan o no les da igual, solo quieren tener guardería gratis. Por otra parte, es una lástima que el PP se haya bajado los pantalones eliminando el control externo, para exigir lo que se debe a algunos ceporros que están titulando porque se les regala. Quedarían en evidencia algunos profesores si sus alumnos tuviesen que pasar por una prueba seria de conocimientos.Aunque gran parte de culpa la tienen los padres, las direcciones de los institutos, algunos compañeros y la administración ,que presionan para que no haya suspensos.
Francisco José 31/10/2016 10:05 #1
Es curioso la cantidad de comentarios despreciativos hacia la vida de los profesores como si fuera su carrera el reino de Jauja, teniendo que lidiar con padres que, más que cuidar, miman a sus hijos quitándole todo tipo de esfuerzo hasta convertirlos, en algunos casos, en verdaderos inútiles (que, supongo, como suponen muchos de esos hijos, sus padres o parientes les seguirán manteniendo toda su vida). Luego, otros, critican sus excesivas vacaciones pero los profesores, como otras profesiones, no cierran y terminan la jornada, mi mujer que es profesora (y aún encima en la privada que es mucho peor) algunos días termina de madrugada corrigiendo, haciendo programaciones, fichas...persiguiendo a padres y alumnos para conseguir verlos cada mes, y, aveces, incluso tener que hacer de "consejera" pues padres y madres -y más si están separados- aveces parecen pasar de sus hijos que "para eso pagan un colegio caro". !Señores¡ La educación de un colegio o instituto es complementaria de la de la familia y los profesores y maestros no son los padres ¿o es que los padres hacen dejación de funciones con la disculpa de pagar un centro? Pero, si es cierto, que lo de las vacaciones chirría a muchas familias aunque varían mucho: en FP casi llegan a tres meses, en enseñanza media a dos meses (hablo del verano). Pero lo que es demencial, que con el fracaso educativo todos (padres, alumnos o sindicatos) se nieguen a reformar el sistema educativo...o, como hemos visto, a cualquier prueba de evaluación: van a dar los títulos hasta doctorado solo por matricularse. ¿Es normal que se de ayudas o becas a quien, ni siquiera apruebe...? Estamos criando una generación de vagos y la culpa no es solo de los docentes ¿verdad padres y familiares? Pero no se preocupen... si no aprueban a sus retoños amenacen al centro con denunciarlos a inspección de educación...y ya verán como la dirección se baja los pantalones...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: