EDITORIAL: Una operación de Semana Santa para volver todos

 
El inicio de la Operación Salida de Tráfico con motivo de la Semana Santa debe servir nuevamente de concienciación colectiva. Si bien los números de accidentes mortales están bajando los últimos años no estaría de más hacer un llamamiento a la prudencia. Los conductores deben seguir las indicaciones y normas que desde la Dirección General de Tráfico se vienen realizando, año tras año, desde guardar las distancias de seguridad hasta evitar las bebidas alcohólicas, revisar el vehículo antes de salir y descansar como mínimo cada cuatro horas de conducción. Lo importante es que todos los que salgan de vacaciones regresen sin contratiempos. Hay que recordar que el dispositivo se inició ayer y se prolongará hasta el lunes 5 de abril. Salamanca además se ve enteramente afectada en el itinerario este-oeste siendo la A-62 una vía alternativa de desplazamientos y la A-66 de norte a sur.

En total, serán 215.000 los desplazamientos por la red principal y secundaria de la provincia, incluidos los de paso (la mayoría de ellos a partir del Miércoles Santo). Especial atención merece la carretera que une la capital con la Sierra de Francia y La Covatilla, por ser una de las vías con mayor número de accidentes. Otros puntos conflictivos son la glorieta de Capuchinos en la A-50, la de Buenos Aires en la A-66 y la de E. Leclerc en la SA-20, además de Fuentes de Oñoro por las obras. En resumen, calma en la carretera ante eventuales contratiempos y sobre todo evitar los accidentes en los recorridos cortos y carreteras secundarias donde se concentra el mayor peligro.