EDITORIAL: Apuesta por la calidad en el sector turístico

 
Salamanca logra mantener, pese a la fuerte crisis económica, unos datos más que aceptables en el sector turístico, donde trabajan más de 10.000 personas y se ingresan más de 166 millones de euros al año. Sin embargo, el turismo en la capital y en la provincia tiene todavía muchos retos pendientes y un mayor esfuerzo por ofrecer servicios de calidad. Valga como dato orientativo el cambio en las preferencias de los visitantes respecto al gasto: menos en comer, sobre todo en establecimientos que no están catalogados como restaurantes, y más en cultura y ocio, llegando incluso a superar el desembolso medio por turista hasta los 83 euros. Tenemos suficientes recursos monumentales, naturales e históricos como para seguir a la cabeza regional en destino turístico, pero nos falta todavía liderar y ofrecer servicios más competitivos, con mejor atención al público y con mayores posibilidades. No sólo en la capital, donde se ha hecho un importante esfuerzo en los últimos años, se ha ampliado la oferta hotelera y contamos con una mejora en la restauración, sino también en la provincia. Zonas de alto nivel turístico, de inigualables recursos naturales, municipios con rico patrimonio monumental, no ofrecen todavía los suficientes servicios ni alternativas de ocio a los turistas. Lo bueno de esta situación es que todavía queda camino por recorrer y por mejorar, con el consiguiente aumento en visitas y en beneficios. Lo malo es no ser conscientes de ello y dejar a un lado las reformas necesarias para ser más competitivos.