Economía/Transportes.- Las empresas de autobuses piden subir el billete interurbano para atajar su déficit de tarifa

Autobuses de Avanza
Reclaman medidas fiscales al coche privado para no desincentivar el uso de transporte público urbano pese a la subida de precios
Reclaman medidas fiscales al coche privado para no desincentivar el uso de transporte público urbano pese a la subida de precios

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Las empresas de transporte de viajeros en autobús reclaman una "revisión urgente y extraordinaria" del precio del billete, con el fin de atajar el "déficit de tarifa" de diez puntos porcentuales que aseguran acumular.

Esté déficit deriva de la diferencia entre la subida que vienen registrando en los últimos años sus costes frente al menor aumento que ha experimentado el precio de los billetes, según el barómetro del sector elaborado por las patronales Asintra y Fenebús con la colaboración de AFI.

En el caso de los servicios de tráfico interurbano, según el estudio, los costes de la empresa acumulan un encarecimiento del 15,1%, mientras que la subida del billetes ha sido del 11,4%.

Del lado de los costes, el grueso de la subida proviene de las subidas del precio del combustible, principal componente de la estructura de costes de una empresa de autobuses, y que ha aumentado un 14,4% en lo que va de año y un 44,8% desde enero de 2010.

En cuanto a los ingresos, el informe indica que al déficit de tarifa habría que añadir el "déficit derivado de la caída de la demanda".

Según sus datos, en lo que va de año los autobuses interurbanos han perdido 2,4 millones de viajeros, dado que el número de usuarios ha disminuido un 0,5% respecto a un año antes. De esta forma, desde el inicio de la crisis la perdida se eleva a 27,3 millones de pasajeros (un descenso del 5,8%).

El barómetro apunta que las malas perspectivas de crecimiento económico para 2013 "no permiten augurar crecimientos sustanciales y sostenidos del número de viajeros que deriven en aumentos de ingresos suficientes a las empresas para seguir manteniendo subidas de tarifas inferiores a los aumentos de costes sin que ello ponga en peligro su equilibrio económico".

"Por ello, es urgente una revisión extraordinaria de las tarifas que permita la corrección de este creciente desequilibrio económico, y que garantice en el corto y medio plazo la provisión de unos servicios de movilidad esenciales para la sostenibilidad económica, social y medioambiental, y con una creciente calidad", asegura el estudio.

MEDIDAS FISCALES PARA EL VEHÍCULO PRIVADO.

No obstante, por lo que al transporte urbano respecta, el barómetro alerta de que la "política de subida de tarifas" que han llevado a cabo las autoridades municipales podrían desembocar en un "desincentivo" del uso del transporte público.

Pese a considerar que las subidas están "plenamente justificadas en un contexto de fuertes restricciones presupuestarias", estima que deben acompañarse de "medidas fiscales y regulatorias sobre los costes externos que genera el vehículo privado (congestión, contaminación y accidentes)".

En caso contrario, "corren el riesgo de revertir los patrones de movilidad sostenible de las ciudades sustentados en el uso del transporte público".

Según los datos del barómetro, los autobuses urbanos han reducido un 3,2% el número de usuarios en lo que va de año, lo que supone una pérdida de 36,6 millones de viajeros. La caída se pronuncia hasta el 9,4% en el caso de ver la evolución desde el inicio de la crisis, lo que supone 114,2 millones de viajeros menos.