Economía/Macro.- Madrid "aparca" el plan de cobrar peaje en las autovías por su "difícil aplicación técnica"

20121025140221 detail
La Comunidad de Madrid ha "aparcado" su intención de poner peaje de manera genérica en las autovías de la región por su "difícil aplicación técnica", según ha avanzado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Victoria.



MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid ha "aparcado" su intención de poner peaje de manera genérica en las autovías de la región por su "difícil aplicación técnica", según ha avanzado el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Victoria.

"Fue un proyecto que se estudió y que no tiene fácil aplicación técnica", ha señalado Victoria en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha destacado el "esfuerzo" en mantenimiento y conservación de carreteras que hace la Comunidad de Madrid anualmente y que, este año supondrá 65 millones de euros.

Preguntado por el anuncio que hizo la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre sobre su intención de poner peaje en las autovías para compensar este gasto, Victoria ha señalado que "lo que se estudió en su día" era la "posibilidad" de que los ciudadanos pagaran peajes en determinadas carreteras.

"Ese proyecto de peaje era una simple iniciativa de complicada aplicación y de momento está aparcada por difícil aplicación técnica", ha sostenido Victoria, tras ser repreguntado por si el proyecto quedaba paralizado de momento.

PEAJES EN LAS AUTOVÍAS.

Cuando se informó de este estudio, la Consejería de Transportes e Infraestructuras explicó que las carreteras madrileñas susceptibles de peaje eran las que más tráfico registran, entre ellas la M-45, construida en el año 1999 y financiada con el peaje en la sombra, con casi 35 kilómetros de longitud.

Aguirre, de hecho, llegó a anunciar que el sistema que se iba a implantar sería el del telepeaje, todo ello, según insistían desde el Gobierno regional, para obtener ingresos para el mantenimiento de las carreteras.

Aguirre también afirmó que afectaría a las autovías y que se descartaban las carreteras que no contaban con una alternativa. En cuanto a la cantidad que se iba a cobrar a los conductores, explicó que dependería de lo que estableciera la empresa a la que se licitara el proyecto del peaje y que no habría diferencias entre hora punta y valle.