Economía/Empresas.- Eroski mantiene los planes de convertir a Caprabo en cooperativa tras hacerse con el 100%

Javier Robles, José Maria Bonmatí y Agustín Markaide
Grupo Eroski mantiene los planes de convertir a Caprabo en una cooperativa, una estrategia que siempre ha tenido como horizonte 2015-2016, pero que no tiene una fecha cerrada, tras hacerse con el 100% del grupo catalán.
BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

Grupo Eroski mantiene los planes de convertir a Caprabo en una cooperativa, una estrategia que siempre ha tenido como horizonte 2015-2016, pero que no tiene una fecha cerrada, tras hacerse con el 100% del grupo catalán.

Así lo ha dicho en declaraciones a los medios el presidente de Grupo Eroski, Agustín Markaide, tras una conferencia en el marco del Congreso Aecoc que se celebra este miércoles y jueves en el Palacio de Congresos de Cataluña.

"No ha cambiado nada. Estamos plenamente de acuerdo con la hoja de ruta de Caprabo", ha asegurado el presidente de Eroski, grupo que a principios de octubre se hizo con el 100% de la compañía catalana al comprar el 16% que aún controlaba la familia Botet, una de las fundadoras de Caprabo.

Markaide no ha querido desvelar el importe de la operación, aunque podría rondar los 200 millones de euros, ya que el grupo vasco contabilizó en sus cuentas semestrales --en el apartado de deudas por préstamos con terceros-- un importe de 193 millones de euros, más intereses por valor de 23 millones, en concepto de coste estimado de estas participaciones pendientes de compra, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ha aclarado que esta operación se enmarca en el acuerdo alcanzado por Eroski con La Caixa y la familia Botet como socios de Caprabo en el momento de la adquisición de la cadena en 2007, en el que ya se preveía la compra de las participaciones minoritarias.

CAMPAÑA DE NAVIDAD

Markaide ha señalado que la campaña de Navidad es la más importante del año para las cadenas de supermercados, y en el caso del Grupo Eroski supone entre un 20% y un 25% de la facturación del año.

Asimismo, no ha querido avanzar cifras de cierre de ejercicio porque ha considerado que es "pronto todavía". El grupo registró unas pérdidas de 43 millones en el año fiscal 2011-2012, que se cerró en enero, reduciendo así en un 49,5% los números rojos del ejercicio precedente, y las ventas alcanzaron los 6.639 millones, un 3,2% menos.