Economía/Consumo.- Envasadores de aceite rechazan el estudio de la OCU por "falta de rigor"

Aceite de oliva
La Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) considera que el estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre 40 marcas de aceite de oliva presenta de forma "alarmista" unas conclusiones "faltas de rigor, obtenidas de unas muestras mínimas y sin respetar todas las normativas legales".
MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) considera que el estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre 40 marcas de aceite de oliva presenta de forma "alarmista" unas conclusiones "faltas de rigor, obtenidas de unas muestras mínimas y sin respetar todas las normativas legales".

En un comunicado, los envasadores dicen compartir con la OCU la preocupación por la calidad de los aceites, pero critican que la organización no ha seguido el método legal establecido para la toma de muestras ni ha utilizado una muestra "estadísticamente representativa" para elaborar su estudio.

"El análisis de una sola botella recogida de forma aleatoria en un punto de venta, una vez que ha salido de las instalaciones del envasador, no puede servir de criterio de lo que hace una marca, por las condiciones en que se ha almacenado, fechas de consumo recomendado, etcétera", sostiene la patronal.

Anierac señala que, según la OCU, el laboratorio que ha realizado el análisis está reconocido por el Comité Oleícola Internacional, "pero además debería quedar acreditada la capacidad legal del laboratorio para cada uno de los métodos".

PLANTEA UN SEGUNDO Y TERCER ANÁLISIS.

"Estaríamos, en todo caso, ante unos resultados iniciales. La legislación española garantiza el derecho a que haya un segundo y, en su caso, un tercer análisis para obtener un resultado concluyente", subraya la organización empresarial.

Anierac confía en que, "ante todos estos errores de procedimiento e imprecisiones" en las medidas de control, los resultados del estudio no sean tomados como una representación real de los productos de las reconocidas marcas españolas que "llevan años trabajando para llevar a los hogares un aceite de calidad".

Tras su análisis, la OCU ha acusado a nueve marcas de aceite de oliva de engañar al consumidor vendiendo productos etiquetados bajo la variedad 'extra' cuando su categoría real es simplemente 'virgen', con lo que se comercializa aceite de menor calidad a un precio mayor (casi un euro más).