Economía.- Bruselas presenta dos iniciativas para promover la inversión privada en los vecinos del Sur del Mediterráneo

La Comisión Europea ha presentado este jueves dos nuevas iniciativas para promover la inversión privada en los países del sur del Mediterráneo como forma de apoyar su desarrollo económico tras los cambios experimentados en el contexto de la Primavera árabe.



BRUSELAS, 25 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha presentado este jueves dos nuevas iniciativas para promover la inversión privada en los países del sur del Mediterráneo como forma de apoyar su desarrollo económico tras los cambios experimentados en el contexto de la Primavera árabe.

La Unión Europea cooperará con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para poner en marcha el Programa de Apoyo a la Seguridad de la Inversión en la Región del Mediterráneo (ISMED) con el objetivo de afianzar y mejorar la seguridad de las inversiones en la zona.

El programa, que contará con un presupuesto de 1,5 millones de euros, contribuirá entre otros a realizar análisis para evaluar el nivel de protección de las inversiones que ofrecen los distintos países, identificar los problemas y hacer recomendaciones para mejorar la seguridad jurídica de las inversiones extranjeras.

La segunda iniciativa permitirá poner en marcha medidas y mecanismos para compartir los riesgos de inversión facilitando fondos para apoyar a los inversores privados y reducir así su exposición al riesgo, así como sistemas de garantías para atajar el riesgo como un obstáculo mayor para las inversiones privadas.

Una parte "considerable" de los 220 millones de euros que la UE ha comprometido en préstamos a través de la Facilidad de Inversión en el Vecindario hasta finales de 2013 contribuirán a financiar esta iniciativa, que Bruselas espera que pueda recabar en total al menos 2.000 millones de euros para distintos proyectos de infraestructuras de las instituciones financieras europeas e inversores privados.

La Facilidad de Inversión en el Vecindario fue creada en 2008 con el objetivo de apoyar a través de créditos y préstamos de la UE y de los Estados miembros con el apoyo de las instituciones financieras públicas europeas proyectos de infraestructuras en los sectores del transporte, la energía y medioambientales en los países que participan en la Política de Vecindad Europea, así como para apoyar a su sector privado y el desarrollo empresarial, sobre todo de las pequeñas y medianas empresas.

Desde su creación, la Facilidad ha puesto a disposición para proyectos importantes cerca de 600 millones de euros para los países vecinos que, sumados a préstamos de las instituciones financieras públicas europeas por valor de otros 8.000 millones de euros, han permitido recabar un total de unos 18.000 millones de euros.