Ecologistas en Acción denunciará en Europa la muerte de 26 lobos en Castilla y León

Ejemplar de lobo en el centro temático de Robledo.

La formación va a presentar una queja por incumplimiento de la Directiva Hábitat y cifra en 26 los lobos abatidos en los últimos cinco años en Ávila, Salamanca, Segovia y Zamora con permisos de la Junta.

La organización Ecologistas en Acción ha advertido este martes de que el control del lobo ibérico al sur del Duero resulta contraproducente para la actividad ganadera en Castilla y León al mismo tiempo que ha anunciado que presentará una queja ante la Comisión Europea por el incumplimiento de la Directiva Hábitat.

 

Según sus datos, la Junta de Castilla y León ha autorizado en los últimos cinco años la muerte al sur del Duero -Ávila, Salamanca, Segovia y parte de Zamora- de un total de 26 lobos, pese a estar en esta zona el lobo protegido por la Directiva Hábitat. Además, Ecologistas en Acción ha enviado una carta a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, para recordar que es ella la competente y máxima responsable de hacer cumplir la normativa vigente.

 

A través de un comunicado de prensa recogido por Europa Press, Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Castilla y León que detenga lo que ha considerado una "matanza de lobos" que, según este colectivo, está perjudicando gravemente la necesaria convivencia entre la especie y la ganadería.

 

"Estos controles, según la Junta, tienen como objetivo reducir los ataques de lobos a la ganadería, sin embargo resulta llamativo que sea precisamente en las provincias de Segovia y Ávila en las que mayor número de indemnizaciones se solicitan y se conceden por supuestos daños causados por el lobo al ganado", han advertido también desde el colectivo ecologista.

 

Ecologistas en Acción ha considerado urgente que la Administración regional cambie las soluciones a aplicar ante los daños del lobo al ganado, deseche las escopetas como solución y apueste de manera clara por aplicar medidas preventivas y conseguir una mejor gestión de la cabaña ganadera que ayude a minimizar los daños, "logrando la deseada y factible coexistencia".