Ecologistas cree que el nuevo plan de movilidad ofrece “una gran oportunidad” para cambiar de modelo de ciudad

Debe afrontar los "eternos problemas" que el tráfico de vehículos causa

El Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca ha manifestado que el nuevo plan de movilidad que tiene previsto presentar el Ayuntamiento de la ciudad en próximas fechas ofrece “una gran oportunidad para cambiar la forma en que se usa en la ciudad el coche privado”.

La asociación considera que el plan “debe afrontar los eternos problemas que el tráfico de vehículos causa y que sirven para justificar la interminable necesidad de inversiones en viales y otras infraestructuras”.

“Y esto sin contar con que esos problemas conllevan más contaminación, ruido, estrés, pérdida de tiempo, pérdida de suelo urbano, menor calidad de vida de los salmantinos etcétera”, ha indicado el Comité en un comunicado remitido a Europa Press.

Según sus palabras, se trata de “conflictos reconocidos y bien identificados”. La organización ha puesto como ejemplo, “la especial y concreta situación que se produce en casi todos los colegios e institutos, al entrar y salir, debido a que los alumnos no residen en las cercanías de los mismos (parámetro que se supone es tenido en cuenta en la escolarización en el centro escolar)”.

Ecologistas ha criticado “los abusos producidos por algunos transportistas durante la carga-descarga en cualquier punto de la ciudad, buscando siempre parar junto al destino, aunque sea en doble fila, y qué decir en las calles peatonales, sólo perjudican al propio tráfico”.

Por ello, ha apuntado que el Ayuntamiento de Salamanca “debería crear más plazas de carga-descarga en las zonas comerciales (también de los barrios), con horarios acordados junto con comerciantes y transportistas, y preocuparse de que se respeten”.

Asimismo, ha continuado diciendo que el Ayuntamiento de Salamanca, “como responsable de la salud y del medio ambiente urbano”, debe concienciarse de “los graves problemas medioambientales que produce el tráfico de vehículos”.

En este sentido, ha manifestado que el nuevo plan de movilidad debe establecer las líneas generales de una serie de ordenanzas municipales ya existentes (la de protección del medio ambiente atmosférico, la de emisión de ruidos y vibraciones y la de tráfico y seguridad vial), que “deben ser modificadas de forma más restrictiva, además de trabajar en favor de su cumplimiento”.

Finalmente, esta asociación ecologista ha propuesto que el nuevo plan debe establecer un calendario en la peatonalización de nuevas calles, para “dar mayor prioridad, espacio y seguridad a los peatones y para hacer de Salamanca una ciudad más sostenible para todos sus vecinos”.