Duras críticas a la gerente del Hospital por la incorporación 'a dedo' de cuatro altos cargos

Obras en el complejo asistencial de Salamanaca. Foto: Cristian Martín

La gerente del Complejo Hospitalario, que faltó al consejo de salud de área, recibió duras críticas por la contratación de cuatro altos cargos, el último recientemente, cuando falta personal y la poca atención a las obras. Se confirma la intención de cubrir los ocho puestos de alta dirección.

La gerente del Complejo Hospitalario de Salamanca, Cristina Granados, ha estado en el centro de todas las críticas en el último consejo de salud de área. Eso, a pesar de que ha sido la ausencia más sonada, ya que no acudió, una ausencia que se une a las que ha registrado a las convocatorias con los representantes de los trabajadores. Pero la crítica más dura que recibió fue a su plan para cubrir todos los puestos de alta dirección en un hospital que sigue necesitando personal en sus servicios sanitarios y con un aumento de plantilla prometido y del que nada se sabe.

 

Hace unos días, TRIBUNA informó de las últimas incorporaciones al equipo directivo decididas por la nueva gerente del Hospital de Salamanca. Sólo unos meses después de su llegada, Granados ha contratado a nuevos directivos con lo que mantiene una vinculación por haber coincidido en la sanidad de Castilla-La Mancha. Es el caso de la directora de gestión, Pilar Hermoso Porras, y uno de los subdirectores, Luis Miguel González Fuentes; y también del último y reciente caso, el de Tomás Serrano León, nuevo subdirector de gestión y servicios generales en el área de recursos humanos.

 

Como Hermoso y González Fuentes, Serrano León y la gerente tienen en común haber trabajado en la sanidad de Castilla-La Mancha bajo la presidencia de María Dolores de Cospedal. De hecho, la gerente directora del área de Guadalajara hasta agosto de 2013, cuando se marchó a la sanidad pública, y ese puesto lo asumió Serrano. Ahí estaba cuando Granados regresó a la salud manchega como directora gerente del Hospital de Toledo. Y ahí se ha mantenido hasta que hace dos meses acudió a la llamada de Grandos para fichar por Salamanca.

 

Esta cascada de incorporaciones ha desatado las iras de los sindicatos y de representantes en el último consejo de salud de área. En esta cita, a la que Granados faltó, los representantes de los trabajadores cargaron contra la determinación de la gerente de seguir engordando la nómina de altos cargos. Por ahora son cuatro las incorporaciones y, según los sindicatos consultados, tiene previsto cubrir los ocho puestos disponibles. Eso, a pesar de que estos puestos están en la relación oficial, pero en estapas recientes no estaban todos ocupados.

 

La directora de gestión, Pilar Hermoso Porras, fue el blanco de las críticas en ausencia de Granados. Y no todas fueron por el aumento de cargos elegidos a dedo para los cuadros directivos. También se le recriminó la falta de atención a las obras, los últimos acontemientos como la caída de parte de un techo en una habitación y que, mientras se contrata personal 'a dedo', no se sepa nada de las necesidades de plantilla sanitaria, con un aumento prometido y no concretado.