Dunas y montañas en las nuevas imágenes de la luna gigante Titán

20160908134950 detail

Nuevas escenas de un extraño paisaje gélido salen a la luz en las imágenes de radar recientes de la mayor luna de Saturno, Titán, tomadas desde la nave espacial Cassini de la NASA.

Cassini obtuvo las imágenes durante un sobrevuelo cercano de Titán el 25 de julio, cuando la nave pasó a sólo 976 kilómetros de la luna gigante. El radar de la nave espacial es fiable para penetrar la densa neblina global que rodea Titán, para revelar los detalles en la superficie.

Una de las nuevas vistas muestra largas dunas lineales, que se cree derivan de la compresión de franos de hidrocarburos procedentes de la atmósfera de Titán. Cassini ha mostrado que las dunas de este tipo rodean la mayor parte del ecuador de Titán. Los científicos pueden utilizar las dunas para conocer los vientos, las arenas de las que están compuestas y los accidentes orográficos en el paisaje.

"Las dunas son características dinámicas. Están desviadas por los obstáculos en el camino de la dirección del viento, por lo que a menudo forman bellos patrones ondulantes", ha afirmado en un comunicado de la NASA Jani Radebaugh, del equipo de radar de Cassini en la Universidad Brigham Young.

Otra nueva imagen muestra el área apodada "annexo Xanadú" al principio de la misión por los miembros del equipo de radar de la Cassini. No se habían obtenido imágenes previas de la zona, pero mediciones de la nave espacial sugerían que el terreno debía ser similar a la de una amplia zona en Titán llamada Xanadu.

Fotografiado por primera vez en 1994 por el telescopio espacial Hubble de la NASA, Xanadú fue la primera área característica reconocida en Titán. Aunque Hubble pudo ver el contorno del Xanadu, la zona anexa pasó desapercibida.

Una nueva imagen de Cassini (arriba) revela "Anexo Xanadu", de hecho, está compuesta por el mismo tipo de terreno montañoso observado en Xanadú y disperso a través de otras partes de Titán.

Xanadu - y ahora su anexo - sigue siendo un misterio. En otras partes de Titán, el terreno montañoso aparece en parches pequeños y aislados, pero en Xanadu cubre una amplia zona, y los científicos han propuesto una variedad de teorías sobre su formación.

"Estas áreas montañosas parecen ser las más antiguas en Titán, probablemente restos de la corteza helada antes de que fuera cubierta por sedimentos orgánicos de la atmósfera", ha señalado Rosaly Lopes, miembro del equipo de radar de Cassini en el JPL.

El sobrevuelo del 25 julio fue el encuentro número 122 de Cassini con Titán desde la llegada de la nave espacial en el sistema de Saturno a mediados de 2004. Ha sido la última vez que la imagen de radar de Cassini alcance las latitudes del extremo sur de Titán.

Los cuatro restantes sobrevuelos de Titán se centrarán principalmente en los lagos llenos de líquido y mares en el extremo norte de Titán. La misión comenzará final en abril de 2017, con una serie de 22 órbitas.