Dujo: “La apuesta por los jóvenes debe ser decidida; son el futuro”

Donaciano Dujo (Foto: Chema Díez)

El presidente regional de Asaja valora de forma positiva la Ley Agraria de la consejería de Agricultura y pide un nuevo impulso para el sector.

“El futuro del campo son los jóvenes y desde esta organización no nos vamos a cansar de apoyarlos hasta donde haga falta”. Así se ha expresado el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, en el marco de la asamblea anual que celebra el sindicato en Salamanca. Allí, Dujo defendió que hay mucho trabajo en el campo porque cada año se pierden en la comunidad muchos trabajadores aunque también ha reconocido que se ha doblado la cifra (de 500 a 1.000) de jóvenes que se ha incorporado a la actividad agraria en el último año.

 

Ha recordado también que se jubilan unos 2.500 profesionales del sector al año, lo que permite que sigan existiendo nuevos nichos de empleo en el ámbito agrícola y ganadero, frente a otros sectores que cada vez cuentan con más dificultades para la creación de nuevos empleos, porque en el “campo sí hay trabajo”.

 

Por su parte, también ha valorado las negociaciones que se están llevando a cabo en la PAC, señalando que le parece muy bien que el ministro y el gobierno estén “satisfechos, y yo les creo, pero esperemos que a la hora del reparto España salga beneficiada, al igual que Castilla y León con el trabajo de la Junta”, dijo.

 

El presidente regional de Asaja también hizo hicapié en la nueva Ley Agraria propuesta por la consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León, que van a “apoyar porque va en favor de los jóvenes y de la producción de alimentos de calidad, aunque no estemos de acuerdo en algunos de sus puntos”.

 

Por último, Donaciano Dujo quiso hacer mención a dos puntos con los que no está de acuerdo dentro del sector y que perjudican mucho a los profesionales, como son las cuota de leche que tienen los profesionales en España, “ya que si consumimos 9 millones de toneladas, no entiendo por qué solo nos dejan producir seis y el resto se traen de Francia y a precios más bajos para hacer daño a los ganaderos españoles”.

 

De igual forma criticó lo que ha pasado con el sector remolachero, “totalmente desmantelado”, y que la cuota se ha disminuido a 500.000 kilogramos “y encima la industria no quiere pagar precios dignos por el producto de los agricultores”, denunció.