Dueñas recibirá hoy el visto bueno de la Xunta para subir a profesionales

Competición. Podría incluso competir ya con el Xacobeo Galicia en los Campeonatos de España de esta semana y, si no, la primera carrera con su nuevo equipo será la Vuelta a Burgos el 4 de agosto
Isabel de la Calle
El ciclista salmantino Moisés Dueñas recibirá hoy la aprobación de la Xunta de Galicia para subir al Xacobeo profesional.

Dueñas, que ayer aún no había recibido ninguna comunicación, podrá disputar incluso los Campeonatos de España de fondo en carretera en Albacete con el conjunto gallego. Sin embargo, todo apunta a que la primera competición oficial que el bejarano pueda realizar con su nuevo equipo será la Vuelta a Burgos, que se disputa del 4 al 8 de agosto.

Esta carrera será una prueba de fuego para el ciclista charro, ya que apenas tendrá más contacto con los corredores profesionales antes de embarcarse en la aventura de la Vuelta a España, que arranca el 28 de agosto en Sevilla y finaliza el 19 de septiembre en Madrid como es costumbre.

El salmantino, sin embargo, es reacio todavía a hacer ningún tipo de declaración al respecto, ya que “hasta que no esté firmado ya no me fío de nada”, reconocía ayer el aún corredor del Supermercados Froiz amateur. Dueñas continúa entrenando en la actualidad “esperando para incorporarme” como él mismo asegura.

Promesa del CSD
Los planes iniciales del bejarano pasaban por competir con el conjunto dirigido por Evaristo Portela hasta el Circuito Montañés, que terminó el pasado 15 de junio para luego incorporarse al Xacobeo dirigido por Álvaro Pino para terminar con ellos la temporada.

Dueñas ha recibido la ayuda de la Federación Española y el CSD para reinsertarse en el mundo profesional ciclista después de colaborar con ellos y la propia Justicia, ayudando a desenmascar la red de dopaje en la que se vio envuelto.

El bejarano dio positivo por EPO en la cuarta etapa del Tour de Francia del año 2008 cuando Dueñas competía con el equipo Barloworld, del que fue despedido inmediatamente. Además, por su colaboración con la Justicia, el salmantino sólo cumplió un año de sanción en lugar de los dos que suelen ser habituales en este tipo de casos.