... y otro 'bofetón' para Javier Iglesias a cuenta de su candidatura en Beleña

Javier Iglesias, en la toma de posesión de su cargo como concejal electo de Beleña (Foto: Teresa Sánchez)

El economista de Ciudadanos Luis Garicano le ha recordado al presidente de la Diputación de Salamanca dónde se tuvo que presentar en las pasadas municipales y cómo logró su acta de concejal.

El asesor económico de Ciudadanos, Luis Garicano, se ha acordado en su réplica a Mariano Rajoy de la esperpéntica historia del presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y su candidatura por Beleña. Este es el contenido textual del 'tweet' que Garicano ha dedicado a esta historia que en su día sacó a la luz TRIBUNA, y que ha sido uno de los de la larga lista con la que el reconocido economista y miembro de Ciudadanos ha desmontado la defensa que el PP y Rajoy hacen de las diputaciones. Tras recordarle los despidos en IFESA, le dedicó otro mensaje:

 

 

. Perdió Alcaldía en Ciudad Rodrigo,se presentó por Belaña (100 habs) ganó con votos de los 69 residentes de residencia 6bis/7

 

 

En 2014 Javier Iglesias, presidente de la Diputación, anunció que no repetiría como candidato a la alcaldía en Ciudad Rodrigo aunque sí era candidato a presidir de nuevo La Salina, pero como es necesario ser concejal para ese cargo, necesitaba un sitio en una lista. Imputado como estaba entonces por el caso IFESA, buscaba un lugar discreto y seguro. Como presidente del PP salmantino lo tenía fácil, podía ponerse donde quisiera, y eligió presentarse en la pequeña localidad de Beleña. De este modo, y tras las elecciones, pasó de presidir la Diputación como alcalde y con 3.700 votos logrados en Ciudad Rodrigo en 2011 a hacerlo de tapadillo en la lista de un pueblo donde el PP sacó 69 votos.

 

Pero, ¿por qué Beleña? Iglesias no tiene ninguna vinculación con el pueblo y, de hecho, no se conoce que haya vuelto por su ayuntamiento. Sin embargo, esta demostró ser una plaza segura para lograr el acta de concejal y allanar el camino a una segunda legislatura en la Diputación. El motivo, la presencia de una residencia de mayores propiedad de un cargo del PP, alcalde del pueblo y que cedía un sitio en la lista local a Iglesias.

 

La residencia insufla población a la localidad... y también votantes porque el contrato para ser admitido incluye una cláusula muy clara: si pasados 60 días se va a seguir en el centro, la residencia empadronará a su cliente en Beleña. Muchos de los internos, de avanzada edad, podrían haber autorizado a alguien a hacer los trámites del voto por correo. Una historia de votos cautivos que ha asegurado al PP durante años la mayoría en este pueblo.