...y, de repente, apareció

Voluntarios de MSF (Foto:F.Rivas)

Desaparece “durante horas” en Salamanca una barrera que ha viajado con Médicos sin Fronteras por 18 ciudades españolas en tres años

La campaña nacional de Médicos Sin Fronteras que visita todo el territorio nacional para dar a conocer sus actuaciones en zonas de emergencia ha sufrido un imprevisto a su llegada a Salamanca, la desaparición “durante horas” de la barrera que servía para dar comienzo de los actos.

 

La pasada noche del martes al miércoles, horas antes de comenzar los actos en la ciudad, desapareció una barrera “simbólica” que simula los pasos fronterizos con los que se encuentran los voluntarios en distintos puntos del planeta y que ya había estado en 18 localidades distintas durante los últimos tres años.

 

Según ha explicado la delegada en Castilla y León de la organización no gubernamental, Raquel González, Médicos Sin Fronteras colocó la barrera en la Plaza de los Bandos para que este miércoles se levantase de manera simbólica y comenzasen así los actos de la campaña en Salamanca.

 

Aunque eso era lo previsto, los responsables de la organización vieron cómo ese “paso fronterizo” había “desaparecido” durante la noche, incluso Raquel González pidió en un encuentro con los medios que la persona que lo había cogido, lo devolviese.

 

En ese momento, dijo con ironía que ya le habían cogido “mucho cariño” y que aceptarían su regreso “sin tomar represalias” con quien se lo llevase de la Plaza de los Bandos.

 

Apenas una hora después, un hombre alertó a un voluntario de Médicos Sin Fronteras que la barrera desaparecida, había sido vista durante la noche unas calles más arriba y que la habían recogido en un hotel.

 

Finalmente, Raquel González ha mostrado su satisfacción por la recuperación del objeto y ha restado importancia a este hecho, que ha calificado de “juego de niños” y que no ha impedido que comenzasen las actividades sin problema.